domingo, 27 de marzo de 2011

La señora Conciencia...

Viernes 25 de marzo de 201124 de marzo 2.011 en Gualeguay
Ayer a las 19 hs. en el acto donde se inauguró un "monumento" a la "memoria" en Gualeguay, me hice presente para espera al Intendente Luis Erro.

Antes de que comience el cirKo, me acerqué para entregarle en mano una carta, dictada por esa señora especial llamada "Conciencia".

Como le dije a Luis, no podría dormir tranquilo si me hubiera callado la boca.

Gualeguay, 24 de marzo de 2.011
Dr. Luis Erro
Estimado Intendente

En este lugar, los vecinos de Gualeguay quisieron un día, recordar con un busto y una placa el asesinato del General Pedro Eugenio Aramburu.
Aramburu fue secuestrado, ejecutado, y su cadáver tapado con cal, por un comando de terroristas argentinos autodenominado Montoneros.

Lo asesinaron el 1 de junio de 1.970. Le pusieron un pañuelo en la boca, lo apoyaron contra una pared del sótano, y Fernando Abal Medina, miembro del citado grupo terrorista, lo ejecutó con un tiro en el pecho. Luego le dieron dos tiros de gracia.

Hoy, las autoridades de Gualeguay, en este acto que usted preside, han optado por retirar el busto que recordaba el asesinato del General, y levantar en el mismo lugar un “Monumento a la Memoria”.

Desde mi humilde sentir, creo que si el Monumento que hoy se levanta, no comprende a los más de 1.500 argentinos (hombres, mujeres, chicos, grandes, civiles y militares) asesinados por los terroristas argentinos de los años 60 y 70, más que un homenaje, parecerá una revancha avivada por viejos rencores de los que siempre militaron (por conveniencia) en el odio.

Pues derribar un hito para erigir otro que no comprenda al primero, es sumarse a la actitud mezquina de los que pretenden contar una parte de la historia, escondiendo otra.

Comprender y asumir nuestra historia, nos hará más libres que intentar silenciarla por decreto o resolución.

Necesitamos los argentinos una Reconciliación definitiva con nuestro doloroso pasado reciente… y para eso, el futuro debe comprendernos a todos. No podemos hipotecarlo con los rencores caprichosos de los que necesitan, para gritar su “verdad”, callar la “verdad” del otro.

Digo Reconciliación y no digo impunidad. Creo que debe haber Justicia y Verdad y Memoria… pero para TODOS.

Cristiano al fin, rezo para que en un futuro no muy lejano, nos reunamos en torno al monumento de una “Memoria” que no olvide a NADIE.

Disculpe usted el momento del reclamo, tal vez inoportuno… pero no quería callar cómplice, lo que me grita la conciencia.

Atte.

Horacio R. Palma

1 comentario:

  1. Gracias Horacio Palma por tu lucha por la verdad, la reconciliación y la pacificación de los argentinos.

    ResponderEliminar