sábado, 9 de julio de 2011

Las Mujeres de los Militares no tienen "libertad de expresión"






09-07-11 | SOCIEDAD
Niegan el ascenso a un militar porque su esposa gritó en un acto oficial

El oficial Toulemonde fue sumariado por "no controlar debidamente" a Mónica Liberatori, quien interrumpió a los gritos un discurso de la Presidente. Por Radio 10, la mujer confesó: "La carrera de mi marido cambió completamente".

Al oficial naval Marcelo Toulemonde le negaron el ascenso y encima quedó al borde del retiro de la Armada porque no pudo “controlar debidamente a su esposa”, cuando en un acto de la presidente Cristina Kirchner gritó “Larrabure”, en relación al coronel Argentino del Valle Larrabure, secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo el 11 de agosto de 1974, durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón. Fue asesinado luego de pasar 372 días en cautiverio.

Pasaron casi 4 años de aquel acto del 20 de diciembre de 2007, en que Cristina Kirchner dio su discurso en el Colegio Militar y llamó a "remontar la tragedia" de los 70, de acuerdo al diario Los Andes. Fue allí cuando se escuchó un fuerte grito de mujer.

En ese momento, la Presidente obvió el alarido, mientras que la seguridad se dirigía la sector del que había salido el grito.

La Armada identificó que la autora del mismo había sido Mónica Liberatori, esposa del Capitán de Fragata Marcelo Toulemonde. Por esto, el oficial fue sumariado y ahora le impiden ascender.

Luego de este hecho, Toulemonde acumuló 4 “sanciones graves”, todo un récord. Sin embargo, no se quedó con los brazos cruzados y apeló cada una de las sanciones. Gracias a esta actitud, en 2009 las mismas le fueron levantadas; en 2010, hasta le aprobaron su propuesta de ascenso retroactivo a 2008.

Sin embargo, su nombre tiempo después desapareció sin razón aparente del listado elevado al Senado. Cuando se quejó, le dijeron que la cuestión iba a ser subsanada, pero en mayo se enteró que su pedido iba a ser denegado.

En Radio 10, habló la protagonista del episodio, Mónica Liberatori, quien confirmó que su esposo había sido declarado inocente.

La autora del polémico grito aseguró que desde ese diciembre, la carrera militar de su marido cambió totalmente. “Nadie sale indemne de esto”, agregó.

Además, criticó que no se tenga en cuenta la independencia de criterio, ya que la acusación contra el oficial es por no poder controlarla.


 

1 comentario:

  1. Señores de Pacificación Nacional Definitiva:
    Me hace bien recibir vuestra respuesta. Alguien la leyó. Es importante para quienes tenemos amigos y familiares en las actuales Fuerzas Armadas.
    La descripción que realicé, es como han verificado, muy escueta por respeto a quien le tocó la arbitrariedad, la discriminación, la injusticia, la ilegalidad, el daño familiar ,profesional,inclusive económico ya que es padre de una familia numerosa.
    Son esos niños menores los que soportan, aún sin saberlo, las privaciones que provocó el acto administrativo perverso y lleno de maldad dolosa.Preparado, planificado y ejecutado por los esbirros que detentan los cargos de los que no son dignos.
    Toda una maquinaria stalinista de mentiras y flagrante violación legal y reglamentaria se puso en marcha a partir de aquellas preguntas realizadas por ese dignísimo oficial superior de preguntar por quienes son sus subalternos y por preocuparse de su suerte en la Armada, a una funcionaria de tercer nivel en la estructura del Ministerio de Defensa.
    Realmente no tenía un porqué de realizar esas preguntas. Si tenía un juramento de ser leal con sus subalternos ante el silencio y la complicidad de todos los almirantes.
    Sé jugó sin mirar las consecuencias. No importa. La causa es justa...eso la hace legítima. La causa es legítima…eso también la hace justa. Me dijo el mismo día.
    El honor nace en la cuna. No se adquiere.
    Gracias por vuestro espacio.
    Dr. Santiago J. A. Bustillo .

    ResponderEliminar