lunes, 8 de agosto de 2011

La Muerte de un Soldado



COMUNICADO DE AFYAPPA NRO 40
Hoy 8 de agosto a las 13:45hs, murió en el Hospital Militar el Teniente Coronel Julián Corres.
Pedimos oraciones por su eterno descanso y por su familia, para que Dios les de las fuerzas necesarias para sobrellevar su dolor.
El Teniente Coronel Corres hacía más de tres años que estaba ilegalmente detenido por haber combatido al terrorismo.
Fue jefe de mi marido en Río Gallegos, un gran soldado pero sobre toda una excelente persona.
Esta mañana antes de ir a visitarlo al Hospital Militar, pasé por el Estado Mayor y le dejé una carta al “General Pozzi”.


Señor  Luis Alberto Pozzi:
Lamentablemente no le puedo poner delante de su nombre, general, ya que no se lo merece, por haber abandonado a todos los soldados que combatieron al terrorismo en la década del 70, por órdenes de la institución que usted preside.
Por medio de esta carta le quiero avisar, si es que ya no se enteró, que en el Hospital Militar se está muriendo el Teniente Coronel Corres.
El Teniente Coronel en la década del 70 era subteniente, tenía 22 años y el ejército lo mandó a infiltrarse en las organizaciones terroristas. Después de más de 30 años le llega una causa por haber cumplido  órdenes de la institución, la misma institución que hoy le da la espalda.
 Hoy con 58 años de edad, se está despidiendo de su familia, está conciente de todo.
Gracias a Dios terminó su lucha en la tierra como un gran soldado, ofreciendo todo su sufrimiento a Dios.
Siempre estuvo acompañado de sus  familiares y amigos, jamás lo dejamos solo.
En estos casos siempre recuerdo, como esposa de militar, cuando los generales y oficiales jefes en sus discursos hablaban de la familia militar, ¿todavía lo siguen haciendo?,¡cuánta hipocresía!

Sinceramente siento vergüenza por todos ustedes, ¿tanto les gusta el poder? ¿Tienen miedo de pasar a retiro y cobrar menos? ¿Dónde quedaron sus principios y valores?
Ya son más de 140 los muertos en cautiverio y usted no hace nada, mira para otro costado, por lo tanto es  cómplice de todas esas muertes.
Aunque me cueste, voy a rezar por usted para que Dios le de la fortaleza que necesita para ayudar a su gente.


Recuerde, hoy le toca al Teniente Coronel Corres presentarse ante Dios, mañana nos va a tocar a nosotros y le puedo asegurar, que nos vamos sin nada, sin dinero, sin puestos importantes, nos vamos desnudos como llegamos…Nosotros todavía estamos a tiempo de reparar nuestras malas acciones.

María Cecilia Pando.

Pozzi... ¿donde está?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario