jueves, 12 de julio de 2012

Y así de malo debe haber sido!

Anoche recibimos esta infausta… pero no inesperada noticia:

La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar, con motivo del fallecimiento en el Hospital Militar Central a las 11.15 horas del día de la fecha, del señor Suboficial Principal (R) GREGORIO RAFAEL MOLINA, perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina, Preso Político en cautiverio desde hace más de 6 años.

Con él, son ya 162 los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales y Penitenciarias; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, amigos y Camaradas de la Fuerza Aérea Argentina, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

En forma casi simultánea la esposa de un Preso Político, no hizo llegar la siguiente misiva, breve… pero no menos grave, dolorosa y llena de impotencia:

“Me acaba de avisar mi esposo que murió el Suboficial de Fuerza Aérea Molina.
Hacía más de tres años que lo tenían en Campo de Mayo con cáncer (ano contranatura)

La familia es de Córdoba, así que no venían muy seguido a verlo.

Hace un tiempo, lo trasladaron al Hospital de Campo de Mayo y murió.

Lo que han hecho con este pobre hombre, no tiene perdón de Dios, o es que él no tenía derechos humanos?”


Nos preguntamos: ¿donde quedaron los derechos y garantías que nuestra legislación penal prevé para los casos de un enfermo terminal con el señor Suboficial Mayor Gregorio Rafael Molina? Desde hacía más de 3 años que padecía esa terrible enfermedad, no recibió del estado la debida atención médica, no recibió de sus captores la debida piedad humana… 

¿Tan peligroso era para la sociedad, que no pudo esperar a la muerte en el seno de su familia? Algún juez deberá explicar en un futuro -no lejano-  todos estos interrogantes y quiera Dios que ese hombre que decide y discrimina a los Presos Políticos reciba la justicia que sin duda merece, al igual que todos los que “diseñaron y usaron este terrible derecho a medida de la venganza terrorista”.

En el día de la fecha cumpliendo con el expreso pedido y última voluntad del recientemente extinto señor Suboficial Principal (R) GREGORIO RAFAEL MOLINA -Preso Político en cautiverio- perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina, la Unión de Promociones cumpliendo con su última voluntad, nos hizo llegar la carta que días antes de su fallecimiento, redactara a sus Camaradas, Presos Políticos. Con el expreso pedido de difundir la misma.

A tal efecto, se transcribe para una mejor lectura su contenido, sin perjuicio que para quien así lo desee, se insertan también a la presente nota, las 2 (dos) fojas originales de su misiva, convenientemente escaneadas.



“…Hospital Militar Central, Jueves 23 Junio 2012…”.


“…Recientemente, el día 12 Junio ppdo., se cumplieron los tres primeros años de haber llegado a la Unidad Penitenciaria Federal “Campo de Mayo” Nro. 34, procedente de la Unidad de Marcos Paz (Complejo II)…”.


“…Desde entonces se inicia la convivencia entre las personas que ya habitaban las instalaciones, de distintas jerarquías, Armas y formas de ser, pero siempre teniendo un solo fin. Unión y tirando para un solo lado, con el fin de lograr un objetivo “la ansiada libertad”, no siguiendo siempre el mismo camino, pero buscando lo mismo…”.


“…Apoyo en todo lo que hace la mayoría, ya que dispongo de muy poca información para aportar; en aquellos tiempos sólo se sabía lo más importante y en mi caso particular (jerarquía, conocimientos, decisiones) eran muy precarias y no se tenían en cuenta…”.

“…Así fue pasando el tiempo hasta llegar ahora, con altibajos y sinsabores, alegrías y decepciones; pero sí se fue formando una cohesión, una estrechez, una camaradería, un entendimiento, un espíritu de equipo; unión que tanto hace falta en estos momentos…”.


“…A medida que pasaba el tiempo se fue afianzando el compañerismo y confianza, que en mi caso particular (hombre de otro palo, pero sin dejar de formar parte de los integrantes de las FFAA), sin dejar de sentirme consustanciado con los demás…”.

“…De aquí en más, mi agradecimiento para con todos los Camaradas no tiene límites, su ayuda espiritual, económica…”.

“…Cada uno de los integrantes de la U34, desde un principio hasta ahora, siempre los tendré en el corazón de los amigos, hasta que Dios y la Virgen Santísima lo permitan…”.

“…Al amigo Riquelme, Polo, Silveira incondicionales, en fin a todos los amigos del corazón que dejo; Mazon, Buby Ferreira, Barreriro Ernesto, Barreiro Rafael, al amigo Pancho, al estimado “Paca” Mones Ruiz, González, Marino (…viejo), el señor Sifredi, al inigualable Martínez Segón, al amigo de siempre Ricardo, al Tocayo Molina Ezcurra, Taffarel y por último para corolario de este ramillete de amigos y señor con todas las “Letras”, Horacio Losito…”.

“…También hago extensivo al resto del personal que forma parte del conjunto de la U 34, de todo lo que siento, como así también, los amigos de Marcos Paz y demás Presos Políticos, que Dios nos tenga unidos para la felicidad…”.
“…U 34, Cabanillas, Videla, Meli, Pagano, Balmaceda, “Hincha de Unión”, Bergéz, Arias, Fontana, al incomparable Juan Amelong, hombre de toda fuerza y coraje para afrontar las contingencias y queme han apoyado en toda circunstancia, al Doctor Olivera, a Sabio, al amigo Del Pino, Feito, reconocimiento exclusivo para Plá, para Patetta, Alsina y demás, espero que no me olvide…”.

“…Párrafo aparte para agradecer el continuo apoyo de las palabras de aliento, acompañamiento y fuerza por parte de todas las valientes, abnegadas, dignas, llenas de coraje, esposas y familia que tuve la suerte de conocer en este tiempo; dignas de seguir su ejemplo para siempre y seguir con el precepto “La unión hace la fuerza”…”.


“…También Dios me ha premiado, conocer a una hermosa Familia, señor Enrique Alsina, quien con su gran consideración y buena voluntad y ayuda me hace llegar…”.

“…No me debo olvidar de otros grandes hombres con mayúsculas, que desde un principio, hace más de tres años, me acompañan; Emilio Nani, Guillermo Viola, Horacio Guglielmone; si no fuera por ellos, esto no hubiera sido una realidad, como está ahora. No me olvido del gran amigo Duret…”.

“…Dios que todo lo puede me ha dispuesto de esta enfermedad que soportaré hasta que Él lo determine y en Su nombre pediré tener la fortaleza de seguir, pidiendo su consideración, respeto y perdón…”.

“…Si de algo sirve, solo solicito se publique para reconocimiento de todo el personal de Presos Políticos del País…”.

“…Fuerza, dignidad, coraje, unión para lograr el éxito…”.

“ U 34. MOLINA GREGORIO. PRESO POLÍTICO ”.

Agradeceremos su difusión, de acuerdo a su 
expreso pedido y última voluntad. Muchas gracias.


A continuación agregamos la carta que en su recuerdo redactara otro Preso Político, mencionado en forma especial en la carta del fallecido señor Suboficial Molina.


“El Subof My FAA (R) Gregorio Rafael Molina.

Y así de malo debe haber sido!



Que jerarquía y edad tenía en épocas de la Guerra, solo un Sargento de 29 años?, no puede ser, no sea tan malo confiese que era el jefe de todos los malos!

Mas malo que el Tte Grl Perón que fue su Presidente electo por el Pueblo, Comandante en Jefe de las FFAA, que le ordenó "oponer a la violencia, mas violencia".


Peor que la Sra. Presidente María Estela Martínez de Perón, electa por el Pueblo argentino y Comandante en Jefe de las FFAA que los puso en Operaciones de Guerra, sin darle ningún tipo de explicación ni fundamento.

Mucho mas malo que Cafiero, Ruckauf, Luder y todos los Ministros del Gobierno que junto a la Presidente decretaron el estado de Guerra, y hoy dicen que "no era para tanto!".


Peor que el Grl Videla, mas perverso que el Almte Masera, seguramente mucho mas retorcido y pérfido que el Brig Grl Agosti su Cte en Jefe.

Mas responsable que todos sus jefes que ni a visitarlo fueron, excusas sobran para los egoístas, los pusilánimes, los hipócritas a quienes Newbery, Genta, Ardiles, Guadanini, Bolzán y tantos otros Soldados de la FAA repudiarían.

Si tuvieran todas las culpas que le endilgan, porque dejaron que llegara a la máxima jerarquía de su escalafón?, quién firmó sus informes de calificación y ascenso? alguno de ellos se acercó?

Culpable de todas las culpas, "pedazo de sinvergüenza" que cumplió el mandato del Pueblo y las órdenes de sus superiores!

Y por eso sin condena firme quedó hasta el final en las mazmorras, lejos de sus seres queridos y de su hogar, único destino que la Ley prevee para los malos en su 
estado terminal de salud.

Y como era tan malo pese a tener un cáncer de colón, con metástasis en sus pulmones, desde septiembre no le daban tratamiento alguno, con la excusa que ya no resultaba de utilidad (era terminal entonces! y la domiciliaria?).

O como le decían ahora, que le iban a suministrar tratamiento porque estaba en condiciones de recibirla, pero nunca se la dieron, se murió sin la mínima ilusión de estar recibiendo tratamiento!, seguramente por malo.


Como habrá sido de malo que ni calmantes le daban y se retorcía de dolor en su cama mientras se asfixiaba por su incapacidad para respirar.

Y hoy se fue, no soporto más el único tratamiento que merecen los malos, el tratamiento con odio, raciones interminables del mas empecinado y profundo odio.


Pero no se fue solo, se fue con el recuerdo permanente de su Familia con la que hablaba casi a diario gracias al apoyo de Jóvenes, Viejos, Abogados, Doctores y Camaradas que día a día, pese a que no permitían verlo se acercaban para apoyarlo, cubrir alguna de sus necesidades, o al menos acercarle un teléfono para que pudiera comunicarse.


Para tranquilidad de quienes pese a su "maldad" lo quisieron, sus últimos minutos no fueron en soledad, un joven Camarada del SPF sin odios y con la humanidad de la que hacen permanente gala pese al deseo de su confeso "negro de m....." jefe, lo acompañó hasta su ultimo respiro, y que según sus manifestaciones realizó con tranquilidad a las 11:15 hs.


Y bueno los malos como Él no tienen ni merecen Derechos Humanos, solo le dieron justicia (?).

Mi Suboficial Mayor, lo entendemos, Usted no fue malo fue un SOLDADO y su martirio ejemplo y compromiso, difícilmente ejemplo para esos pequeños hombres con grandes uniformes, galones y llenos de chapitas en el pecho pero sin nada en el corazón y muy poco en el cerebro. Cuanto menos para los que nada saben de vocación militar, disciplina, obediencia, subordinación, abnegación y sentido del deber.

Prepárense los malos, pueden imaginarse lo que les espera y vamos a ver si tienen la Hombría del Subof My Molina para terminar presos pero Humanos.

Mi Suboficial Mayor que Dios, conocedor del sentido de la vocación de Soldado lo tenga en su santa gloria y conforte a su Familia.


Mi Suboficial Mayor, nuestro compromiso no termina con su muerte, su ejemplo nos acompaña y guía, téngalo por seguro.


Mi suboficial Mayor, descanse en paz!

C. Enrique Alsina
Tcnl (R) EA
VGCT”




No hay comentarios.:

Publicar un comentario