miércoles, 8 de agosto de 2012

Cartas de Lectores

Hoy hemos decidido publicar dos cartas de lectores dirigidas al director del diario La Nación, las mismas reflejan claramente la misma preocupación que tiene nuestra asociación y que en parte le fueran expuesto ayer, por AFyAPPA  al presidente y a la vicepresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sostenemos que estos altos funcionarios no pueden sorprenderse de temas que son tratados frecuentemente en los medios de comunicación social, no pueden alegar sorpresa ni desconocimiento de hechos que corresponden a su jurisdicción y son de público conocimiento.

Una vez más expresamos que es hora de paz, concordia, justicia e historia completa. Dentro del marco de la ley y especialmente la igualdad ante ella, el poder político debe ofrecer una solución superadora de las antinomias del pasado y poner a toda la sociedad de cara a un futuro mejor… si no se hace por nosotros, que se haga pensando en las futuras generaciones.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre



Miércoles 08 de agosto de 2012 | Publicado en edición impresa

Cartas de lectores

PRESOS EN LIBERTAD

Señor Director:

"Mucho se habla del tema de los presos que salen a «actos culturales» con personal penitenciario vestido de civil para hacerlos sentir más cómodos, pero nadie de los presos políticos, mal llamados de lesa humanidad, que salen esposados de los diferentes penales hacia los hospitales que les corresponden, con el peligro que ello implica dadas las distancias que deben recorrer y a la velocidad que van esos vehículos. Los llevan a los distintos consultorios esposados a la vista de todos los que concurren. ¿Adónde se van a escapar señores de más de 60 años y hasta algunos de 86 y 87, que apenas pueden caminar? La mayor parte de la gente y muchos camaradas los ven y miran para otro lado, para no saludar.

"Yo me pregunto, ¿el miedo paraliza o es vergüenza?"

Marcela Dubourg
DNI 4.648.236


VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Señor Director:

"Coincido con los editoriales titulados «La peor de las herencias». Una prueba irrefutable de la magnitud de la mentirosa historia oficial la da el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, Parque de la Memoria en el que, de las 30.000 placas previstas para muertos y desaparecidos, un poco menos de un tercio, unas 9000, llevan nombres inscriptos y eso pese a que incluyen a los argentinos víctimas de otros estados del Cono Sur. La comisión encargada del monumento destaca en el libro editado para su inauguración que ha sido rigurosa y exhaustiva, y coincide razonablemente con el informe «Nunca Más». Pero la innecesaria exageración de las víctimas del terrorismo de estado y la negación de las de las bandas terroristas vienen de la mano y se han convertido en dogmas de fe irrefutables de una nueva religión secular, el «progresismo Nac & Pop».

"Consternado, he recorrido el monumento y leído en las placas los nombres y apellidos de los asesinos de Vandor, Alonso, Salustro, Aramburu, Rucci, Larrabure, la familia Viola, el juez Quiroga, Paula Lambruschini y otras 3000 víctimas del terrorismo a secas, pero no los de ellos, quienes claman por reconocimiento, justicia y reparación. Si ello sucede llegará para la Argentina la hora del arrepentimiento, el perdón, la reconciliación, la concordia y la paz."

Pedro José Güiraldes
pedroguiraldes@fibertel.com.ar