miércoles, 12 de septiembre de 2012

Carta desde Marcos Paz de un Soldado a su nieto

Esta carta la escribió un preso político de Marcos Paz. Pero la podría haber escrito cualquiera de los que, víctimas del odio y la venganza, ven pasar sus años en cárcel por haber defendido a la Patria.

Los comentarios huelgan, Hay demasiada grandeza en cada frase como para agregar algo más. Solo les agradecería que la divulguen.

José Luis Milia



Mi querido Nieto Matías:

Te escribo esta carta como si yo estuviera hablando con vos. Porque los nietos de nosotros, los Soldados presos, nos preguntan ¿porqué estamos en la cárcel? y yo te lo voy a contar, como si vos me preguntaras.

A los nietos, cuando son chicos, se les va contando en base a la edad, para que en un principio no se pongan tristes y a veces se les miente. A un Nieto de 4 años, cuando viene a visitar al Abuelo, pregunta:

- ¿Abuelo, qué es este lugar y porqué están las alambradas?
- Este es un gran hospital, con gente de todos lados.
- ¿Porqué cerraron el patio donde está el tobogán?
- Porque con la lluvia hay barro impidiéndote salir a jugar.
- ¿Has estado muy enfermo, falta mucho para curarte?.
- Ando flojo este invierno, engripado y con calambres.

De 7 a 10 años

- Abuelo, ¿porqué estás preso en este horrible lugar ?
- Porque fui un hombre derecho, a quien le ordenaron luchar.
- Abuelo, ¿arriesgaste la vida, enfrentando delincuentes?
- Sí, asaltaban noche y día y matando a mucha gente. Es porque hubo una guerra donde murieron muchos soldados por defender nuestra Patria.

Más de 10 años

- Abuelo, contame la historia que viviste en los años setenta cuando hubo esa guerra.
- El País enfrentó la escoria en una guerra muy cruenta. Nuestra Patria fue agredida por propios y extraños. Unidos quitaron vidas de padres, hijos y hermanos y entonces hubo que salir a enfrentarlos y a costa de muchas bajas, logramos con coraje derrotarlos y recuperar nuestra Patria.
- Abuelo, ¿porqué estás preso si defendiste a mi Patria?
- Porque han sembrado el olvido, el odio y la venganza. Pero acá, en este lugar lleno de abuelos cansados, todavía nos sobra honor y coraje. A veces caminamos todos juntos, tomados de las manos. Porque hay abuelos que ven mal, otros en silla de ruedas y así se tengan que arrastrar, seguirán defendiendo la Bandera. Salúdalos con respeto, cuando los conozcas, mi Nieto. Son hombres con temple de acero, que soportan este infierno.

Pero nada es eterno… Y cuando Dios lo disponga, nos iremos todos juntos con la frente bien alta y orgullosos por haber cumplido el juramento de defender la Bandera y la Patria.

El Abuelo Ariel.
MATI:

Guarda esta carta junto con la Bandera que te regalé y cuando seas grande y tengas hijos, léeles estas líneas para que ellos sepan quién fue tu Abuelo Ariel.

Queré y amá mucho, siempre a tus padres y hermanos y de la misma manera a tu Patria y a tu Bandera.

Bueno, te digo que te quiero mucho y te saludo como saludan los Soldados.

Te digo, Mati … Saludo Uno, Saludo Dos.
¡VIVA LA PATRIA !
El Abuelo Ariel.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario