viernes, 16 de noviembre de 2012

ENTREVISTA CON UNA BRUJA (fábula)

16 noviembre 2012

por el Lic Gustavo Adolfo Bunse  

El enjuiciamiento a las brujas de Salem ( de 1692 )  fue escrito por Arthur Miller para su obra de teatro…“The crucible”  hace 60 años.


Decidí trasladarme a una comarca en la cual… según me aseguraron quedaba viva una de esas almas en pena. 

Una bruja… aún viva.  Y hacia allí partí… con mi aeronave pequeña.

Cuando llegué… las calles estaban llenas de gente muy angustiada  y protestando. Pregunté si alguien conocía a la famosa bruja

Todos me dijeron en modo unívoco:

 Esta multitud…  es justamente para protestar
por su maldad


Fue difícil… pero llegué a su palacio….

Lo hice… disfrazado de alfombra,  que era el único uniforme que la bruja reconocía… como “amigable”.


Ingresé a un salón negro con las paredes cubiertas de terciopelo de ese mismo color y con un escritorio de diez metros encuadrado por varios candelabros…  cada uno de una sola vela. 
Era toda la luz que había.


En el centro estaba “ella”…  cubierta de ropajes negros y lanzando llamas por los ojos.    El olor a azufre… ya  no me dejaba respirar.

Quien me había acompañado hasta esa cámara… me empujó y cerró una inmensa puerta tras de mi.   Caí de rodillas y avancé lentamente.

¡Póstrese!  plebeyo infame !!!!  ¿Que rayos desea ?…

¿ Como se atreve a interrumpirme ?  exclamó la bruja


Me acosté boca abajo… envuelto en una buena alfombra Kalpakian que había traído para disfrazar mi cuerpo… y  para que la bruja no dudase de mi voluntad de reverencia absoluta. 

Y… balbuceante… le dije:

Quería preguntarle señora… cual es su objetivo en esta comarca ?

Una carcajada sonora y prolongada… me congeló la sangre…


Su pregunta es absolutamente retórica plebeyo!!!! Usted sabe muy bien la respuesta !!!… ¿ Si o no ?

No señora… No la sé. Vengo precisamente por esa respuesta.
Mi ánimo … estaba en estado de prevención.
La información… sobre que se trataba de una asesina serial… me hacía temer por la aparición de algún grupo de esbirros que podrían degollarme en medio segundo… apenas ella lo ordenara.

Mi objetivo es el mal… contestó con una voz tenebrosa…


¿Puede Ud. señora explicarme en que consiste…. y como hace para lograr su objetivo ?

Muy simple infame plebeyo …  Trátase únicamente de hacer daño y provocar a todo aquel que se me ponga a tiro… un sufrimiento que sea proporcional al fastidio con el que me haya despertado a la mañana… aún cuando … como usted ve… en mi inframundo sólo permito la existencia de la noche. 
He decretado…  la inexistencia del sol!!!

Pero señora…  afuera está el sol !!  le dije… con un candor que no admitía la menor compasión de semejante monstruo.


Jajjajjjajajjja!  Otra carcajada espantosa…. resonó en la sala..

¡El sol no existe por mi orden imbécil!


Señora…  no se si sabe usted…  Hay cientos de miles de personas protestando allá afuera por todas sus maldades !!

Lo sé…  Verlos sufrir… es casualmente uno de los placeres que alimentan mi manufactura del mal... dijo la bruja… poniéndose de pié y empuñando un báculo de oro que apretaba tan fuerte que sus nudillos se habían puesto blancos...

¿ No teme que la ajusticien ?

“La justicia es mía”… infame plebeyo… "Y ya me ha cansado… así que lo dejo que haga la última pregunta”….


Tuve que pensar bien lo que iba a decir… Y decidí expresarlo de un modo sencillo y sin solución de continuidad :

¿Que derecho tiene usted…  bruja de una Comarca convertida en polígono de tiro,  a despertarnos cada mañana,  desde hace nueve años, con una nueva crispación, con una nueva angustia, con una renovada laceración… a la nobleza republicana, a la ley…  a la condición elemental de un Estado del que todos habíamos esperado… era la vocación general de vida en común, y en armonía ?

¿ Es cierta esa monumental imbecilidad de la democracia que nos quiere vender, acerca de que… si hay un delincuente en el poder…  un parásito de la escoria social… o una gran canalla como usted…  tenemos todos que esperar mansamente a que termine su mandato  y prosiga tranquilamente con sus tropelías ?  

¿ Es ese… el verdadero espíritu de la Constitución ?

¿ Sacralizar el cumplimiento del mandato… aun cuando ya hemos descubierto  que es usted una gran mercader de la infamia y de la deshonra

¿ Que derecho tiene usted … bruja ladrona, a subir la apuesta de un modo tan salvaje…  y hacerlo además… en cualquier acto,  desde lo extravagante a lo simple  y con cualquier uso interpretativo de la ley magna, como una perversa… que luce con la peor tara mental ?


¿ No se da cuenta terrible degenerada … que si esquiva la cárcel… después de la montaña de odios que usted ha despertado,  será solamente… por un milagro ?.

¿ No se percata ni siquiera… de su propia frustración ?

¿ No ve… que se le viene cayendo a pedazos la estantería y que -ahora– su miserable apuesta es tratar de no ser tragada por la realidad que avanza hacia usted a una velocidad alucinante ?.

¿ No se dio cuenta aún de su inmovilismo, mezcla de inoperancia y confusión ? ¿No vio usted que ese es el trágico precio de los desbordes imperdonables de su propia farsa?.   

Sepa bien que … se puede ver en su prédica la clara invitación  al enfrentamiento civil  entre ricos y pobres,  entre los desposeídos y los especuladores,  entre trabajadores y empresarios, entre los protestatarios justos y los que son conspiradores.

Es imposible que usted…. bruja de todas las brujas… haga todo esto, sino como una retorcida y maldita  ofrenda para la frenética adoración a Lucifer!!!!! .



Dos tipos que habían entrado por detrás, me tomaron con fuerza y me llevaron esposado a un calabozo… mientras oía la carcajada de la bruja más bruja de todos los tiempos…

Escribo estas líneas desde lo húmedo de una ergástula terrorífica

Se oyen afuera muchos gritos…  ¿ Será la toma de la Bastilla ?
                                                                        
Lic Gustavo Adolfo Bunse