viernes, 7 de diciembre de 2012

Entrevista a la esposa de un Preso Político... el Ejército nos ha abandonado

Marta Ravasi, esposa de militar preso político, cuenta la situación en la que vive su esposo desde hace más de cinco años acusado por delitos de lesa humanidad, delitos que no han sido debidamente probados, que aún se encuentran sometidos a juicios ordenados por el poder de turno y que son violatorios del estado de derecho, razón por la cual están viciados de nulidad absoluta.

Esta señora de un Preso Político, es una entre más de mil que sufren la ausencia del esposo, nos expone  con absoluto conocimiento las penurias de los presos detenidos por presuntos delitos de lesa humanidad.

Ellos son discriminados por el Director del Servicio Penitenciario FederalVíctor Hotel[1], entre otras cosas no reciben la atención médica adecuada a su edad, mala alimentación y  ni siquiera se les permite la asistencia religiosa. Prueba de ello son los aproximadamente 190 Presos Políticos fallecidos, muchos de ellos sin siquiera tener una sentencia firme.

Les dejamos el vídeo y usted podrá obtener sus propias conclusiones.



[1] Organizador del Vatayon Militante, agrupación kirchnerista, creada a fines del año 2011, defiende el derecho de los presos a hacer política. “Se puede militar desde adentro o desde afuera”.
El objetivo es resocializar a los detenidos en las cárceles de Villa Devoto, Marcos Paz y Ezeiza. ¿Cómo? A través de “más 25 talleres de tango, teatro, música, formación política y muralismo”. Muy pronto se sumarán talleres de radio y periodismo deportivo. ¿Quiénes son los responsables? Un grupo de alrededor de cincuenta jóvenes agrupados en el Vatayón Militante, que empezaron a trabajar en noviembre de 2011.

Después de ser excarcelado, Sergio Schoklender había señalado al Vatayón como una “fuerza de choque” controlada supuestamente por el diputado Andrés “Cuervo” Larroque.

Entre su militancia, el Vatayon tiene fuerte presencia femenina.

Diana Pinasco y Sofía Sordo son las caras más visibles. Según afirmó Schoklender -y fuentes del Servicio Penitenciario lo confirmaron- tanto ellas como otras integrantes de la agrupación se mueven con total libertad adentro del penal de Ezeiza.

El Vatayon tiene “entrada libre” para poder desarrollar sus actividades dentro de los penales. Cualquier persona o grupo que intente entrevistar a un detenido u organizar algún evento en una cárcel, debe atravesar múltiples requisitos que exige el Servicio Penitenciario para lograr su objetivo.

Aunque no admiten la conexión directa con el titular del Servicio Penitenciario Federal, Víctor Hortel, marcan una comunión entre el Vatayon y el funcionario: “La intención del Vatayon Militante, con respecto al trabajo en los penales, es la de visibilizar el profundo cambio que se está dando desde la dirección del Servicio Penitenciario Federal, y las políticas de derechos humanos que allí novedosamente se implementan.”