sábado, 8 de diciembre de 2012

Honor y Gratitud a los Presos Políticos fallecidos

En honor y recuerdo de todos los Camaradas fallecidos en situación de detenidos como Presos Políticos, si alguien ha estado en un entierro militar donde se tocó este silencio, ahora conocerá su significado. Este toque de queda TAPS nos hace un nudo en la garganta y usualmente nos trae lágrimas en los ojos.


En caso que no lo sepan, seguramente estarán interesados en saber su humilde origen.

Se reporta, que todo comenzó en 1862 durante la Guerra Civil de EE.UU. cuando el Capitán del Ejército de la Unión Robert Elly estaba con sus hombres cerca de Harrison’s Landing en Virginia.  

El Ejército Confederado estaba al otro lado del angosto terreno.

Durante la noche, el Capitan Elly escuchó los quejidos de un soldado que estaba mal herido en el campo. Sin saber si se trataba de un soldado de la Unión o de la Confederación, el capitán decidió arriesgar su vida y traer al hombre herido para la atención médica. Arrastrándose de vientre a través de los disparos, el capitán llegó al soldado herido y empezó a tirar de él hacia su campamento.  Cuando el capitán llegó finalmente a sus propias líneas, descubrió que en realidad era un soldado confederado, pero el soldado estaba muerto.

El capitán encendió una linterna y, de repente se quedó sin aliento y  se paralizó por el shock. En la penumbra, vio el rostro del soldadoSe trataba de su propio hijo. El chico estaba estudiando música en el Sur cuando estalló la guerra. Sin decirle nada a su padre, el muchacho se alistó en el ejército confederado.

A la mañana siguiente y con el corazón destrozado, el padre pidió permiso a sus superiores para dar a su hijo un entierro con honores militares a pesar de estar en el bando enemigo. Su pedido fue parcialmente aprobado.

El capitán pidió si podría tener un grupo de los miembros de la banda de músicos que tocaran en el funeral de su hijo.  La solicitud fue negada en vista que el soldado pertenecía al ejército de la Confederación. Pero, por respeto al padre, le dijeron que solo podían únicamente darle un solo músico.

El capitán escogió a un trompa para que tocara una serie de notas musicales que encontró en el bolsillo del uniforme del joven fallecido.  Esta solicitud fue otorgada.

Nació así la melodía inolvidable que ahora conocemos como Taps.

Seguramente la mayoría de nuestros camaradas fallecidos como Presos Políticos, no recibieron los honores militares correspondientes… no estamos seguro de todos los casos, ante la duda queremos rendir este sencillo homenaje haciéndole escuchar una de las mejores interpretaciones del “Toque de Silencio”, ejecutado por la joven artista Melissa Vanema dirigida por la batuta del director André Rieu.