domingo, 30 de diciembre de 2012

¿RESISTIRÁN LOS NERVIOS DE LA PRESIDENTE A UN PÚBLICO QUE NO LE ES ADICTO?


La Fragata Libertad se acerca a la Argentina –hace 2 días se encontraba a 1350 kilómetros de Salvador de Bahía, en Brasil-, el Gobierno trabaja para convertir en una fiesta el regreso de la Fragata. El Ministerio de Defensa informó ayer que Cristina Kirchner asistirá a la recepción del buque, en la dársena de la Base Naval de Mar del Plata. Se espera el acompañamiento de militantes del oficialismo.


Anteayer, en su visita a Río Gallegos, rodeado de dirigentes locales de La Cámpora, el vicepresidente Amado Boudou llamó "a todos a esperar la Fragata Libertad a Mar del Plata".


No se descarta que en medio del ánimo festivo de la llegada de la Fragata se retome una propuesta de los sectores duros del kirchnerismo para cambiarle el nombre al buque escuela de la Armada, bautizado Libertad en 1956, mientras se construía, por el gobierno de la Revolución Libertadora. Los nombres que se barajan son Eva Perón, Néstor Kirchner o 17 de Octubre, entre otros.

Contrasta ese ánimo festivo oficial –recordar que ningún funcionario se hizo presente en la reciente ceremonia de egreso de los guardiamarinas- contrasta con la recepción de la Fragata que están planeando los indignados de Mar del Plata.


Esperamos que permitan la entrada del pueblo a la Base Naval de Mar del Plata, y que no se produzcan enfrentamientos con los activistas que seguramente llevará el oficialismo. Por lo que sabemos el pueblo de Mar del Plata y muchos turistas rechazarán el uso político del regreso de la Fragata Libertad, serán abucheados todos los funcionarios que se atrevan a presentarse en público… ¿resistirán los nervios de la Presidente a un público que no le es adicto?

FUENTE:http://www.lanacion.com.ar/1541589-incertidumbre-por-el-ascenso-del-jefe-de-la-armada