martes, 1 de enero de 2013

¡Bienvenido 2013!

"Nunca una noche ha vencido el amanecer como
tampoco un problema ha vencido a la esperanza."

El  feedback social al esquema oficial de estratificación económica (¿inclusión social?)

EL OFICIALISMO CON UNA CHABACANERÍA PROCAZ DESAHOGA SU EXUBERANCIA CON MENTIRAS Y AMENAZAS,  MIENTRAS LA CORRUPCIÒN INSTITUCIONAL INSTALADA EN EL GOBIERNO (MAFIA POLÍTICA) SE ENRIQUECE ILÍCITAMENTE DESTRUYENDO TODO  INTENTO DE SANEAMIENTO. En este contexto, el Gobierno es y será fuente de inspiración de toda clase de burlas.

Cuando la ignorancia es noticia, la igualdad de oportunidades es un mito.


Mientras Cristina pide “racionalidad” a los trabajadores en sus requerimientos de recomposición salarial, la brecha entre la realidad de los precios y los números manipulados por el INDEC va en aumento. ¿Entrarán en razones los sindicatos?, mmm… parece que no. Si los legisladores, los ministros y los jueces se aumentaron lo que aumentaron “su dieta”, ellos que no hacen dieta, ¿por qué los bancarios, los metalúrgicos, los empleados de comercio, de la alimentación, del gas, del petróleo, talabarteros, Moyano y sus camioneros, los docentes, los militares, los policía, etc., habrán de aceptar lo que les susurra Cristina? (NOTESE QUE NO MENCIONE A LOS JUBILADOS)

¿Hacia un Joint venture social?

¿Se dará ahora la materialización del “Pacto Social” que el Gobierno nacional intentó tres veces ejecutar sin poderlos materializar? ¿Los ejes del pacto seguramente serán ganancias, paritarias, producción, el 82% móvil para los jubilados y la ley de coparticipación federal también? ¿Usted qué cree?

Del ridículo no se vuelve…


Un paisaje  más áspero y agreste que es fuente de incertidumbre:

El Gobierno sigue atropellando .Cada vez  tiene más injerencia en la vida de las personas y en la de las empresas, mientras la inquietud, la duda, la desconfianza, el engaño, la mentira, la intriga y la maledicencia, son cosas a las que este gobierno parece inclinado a aplicar en demanda de “un país distinto”.

Sensaciones retro (por lo menos para mí)

La distorsiones entre estructura de precios y tarifas subsidiadas  que dejarán de serlo, estallaran en los próximos días…


El intento de domesticar a la prensa “mentirosa” y de silenciar a consultoras “aviesas” que “revolean datos del costo de vida” por parte del kirchnerismo, ha instalado  en el país un estado de confusión y desconcierto. ¿Pretenderán controlar también a la opinión pública?

La brecha educativa se va ampliando tanto como la clasificación económica de la población (renta y posesión de bienes definen esa clasificación). Hay un bajo nivel académico en los educadores y un manifiesto desinterés en los educandos.


El 62% de la ciudadanía dice que la educación es la principal deuda social, a pesar de haberse sancionado la Ley Nacional de Educación y de privilegiar (por lo menos en el discurso de poder Ejecutivo) el artículo 28 de los Derechos del niño que establece una educación de CALIDAD en condiciones de IGUALDAD de OPORTUNIDADES…

La educación comienza a tener un protagonismo “especial” contaminando la salud cívica del país.

La “revolución cultural K” pensada para  superar “paradigmas obsoletos” continua profundizando el debilitamiento de las instituciones tradicionales transmisoras de la cultura

La pobreza en la Argentina representa ¿UN PROBLEMA DE EMPLEO O DE INGRESOS?

Mientras la sociedad se tensa y la discordia comienza a emerger, vienen más golpes que palmadas…

Para evitarlos,  deberemos estar en el lugar adecuado en el momento justo (piense en las próximas elecciones legislativas…).

¿Contrastan estas afirmaciones con la realidad que vive el país?

¿Es posible, ante la inminente ronda de paritarias, negociar salarios sin datos confiables sobre crecimiento, inflación, PBI., etc.?

¿Es posible un acuerdo social con indicadores socioeconómicos manipulados?

¿Podemos decir que está todo bien, cuando no lo está?

Por favor no olvides de repetir frases inteligentes hasta con los más estúpidos…, siempre algo queda...

Sepan disimular mi aspereza… es que hoy tengo la piel más sensible que nunca a la estupidez humana.


En azul y blanco, HUGO CESAR RENES


NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.