miércoles, 9 de enero de 2013

CARTA ABIERTA A UN DEFENSOR DEL ACTO NAC&POP PARA RECIBIR A LA FRAGATA A.R.A. LIBERTAD


Señor Hernán Pablo Gávito:

En respuesta a su extensa crítica a nuestra nota: "...QUE SE QUEDEN CON LA FRAGATA...", ESA FRASE LA TENDRÁN QUE METER EN EL MISMO LUGAR QUE MORENO MANDÓ A GUARDAR LAS CACEROLAS. recordamos que ambas frases fueron públicamente pronunciadas por la presidente de la Nación y el secretario de Comercio interior, ambos funcionarios no se destacan por su mesura de expresión.

Para nuestra asociación, la Fragata A.R.A. Libertad pertenece a la Nación toda, sin exclusiones… no pertenece a ningún partido político. Razón por la cual nos oponemos a su uso político en busca de rédito y en el ámbito de un acto partidista del Frente por la Victoria. Fíjese que ningún miembro de la oposición aceptó la invitación para participar de la fiesta organizada por el gobierno de turno, para transformar el regreso del buque escuela de la A.R.A. en un gracioso triunfo político del oficialismo. Por tierra su reunión polifacética.

Decimos gracioso por las torpezas puestas de manifiesto por le ineficiente labor de los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa. Suponemos que como marino mercante y vinculado a la Fragata A.R.A. Libertad no desconocerá el procedimiento normal para seleccionar el itinerario de cada viaje de instrucción del buque escuela. Nos gustaría saber ¿cuál es su vinculación con el buque escuela, aparte de ser usted un marino mercante?

Gracias a Dios en la cancillería aún quedan algunos profesionales como la embajadora Susana Cerruti que condujo el proceso para que se reconociese el carácter de buque de guerra de la Fragata A.R.A. Libertad, salvando de esa manera la torpe, pobre e ineficiente acción del canciller Héctor Timerman.

Corresponde que la comandante en jefe de las FF.AA. presida la ceremonia de recepción, lo que no corresponde es que ningún funcionario público –ni siquiera del área de defensa- se haya hecho presente en la ceremonia de entrega de despachos y premios de los señores guardiamarinas de la promoción141 el pasado 11/12/2012 en la Escuela Naval Militar en Río Santiago (con su viaje de instrucción interrumpido por la mala gestión gubernamental), tampoco corresponde que la ansiada reunión de la tripulación que quedó “embargada” en el puerto de Tema, con sus familiares y camaradas, sea empañada por la presencia de cientos de militantes llevados por el “olorcito” a choripán y fiesta gratis, no es correcto que hayan arribado a Mar del Plata del orden de 500 a 600 micros fletados por el poder de turno (según informan los medios de comunicación social), preferimos a aquellas personas que en total libertad y espontaneidad concurran a recibir a la amada Fragata, no es correcto que una verdadera fiesta sea convertida en un acto partidista para tratar de elevar la caída de imagen de la señora presidente, hay demasiadas incorrecciones como para continuar aburriendo a los lectores… todos saben la verdad.

Sabe una cosa… nos cansamos de poner la otra mejilla, la solución para lograr la Pacificación Nacional Definitiva es política, nadie habla del tema, con la presidente en el poder no es políticamente correcto hablar de ello, no hay una sola política de estado al respecto… es un tema a instalar en la Agenda Política. Si nuestra forma de expresión ha llamado su atención, tal vez tengamos suerte con otras personas y se empiece hablar del tema. Si de crispación y odio habla… por favor lo invitamos a ver y escuchar a Hebe Pastor –apretando a la justicia- o a la cadena nacional a la que es adicta la señora presidente o sus voceros rotativos.

Hemos releído muchas veces la nota a la que usted hace referencia… en ninguno de sus párrafos encontramos la mención suya: "la fraga-ta es nuestra"… tal vez sea un error de interpretación, pero ya en el primer párrafo de la presente contestamos ese tema: “la Fragata A.R.A. Libertad pertenece a la Nación toda, sin exclusiones… no pertenece a ningún partido político”.

Nuestra asociación ha sido fundada por Arturo Cirilo Larrabure, Horacio Ricardo Palma, Gonzalo Fernández Cutiellos y Roberto José Rosales. Sus descalificaciones injustificadas hacia nuestra asociación, nos otorga la oportunidad de reiterar los objetivos establecidos en nuestros estatutos, los que han sido aprobados por la Inspección General de Justicia y son los siguientes:

1) Promover, fomentar, mejorar y desarrollar todo lo relacionado con el estricto cumplimiento de la Constitución Nacional de la República Argentina.

2) Especialmente velar, promover, difundir y desarrollar todo lo relacionado con el principio de igualdad ante la ley para todas las personas que habitan en el territorio de la República Argentina.

3) Respetar el estado de derecho y contribuir a lograr la inmediata liberación de los miembros de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y civiles que se encuentran encarcelados y sometidos a juicios de nulidad absoluta mal llamador por “crímenes de lesa humanidad”.

4) Promover, fomentar, mejorar y desarrollar todo lo relacionado con el reconocimiento y reparación histórica a los Familiares y Víctimas del Terrorismo de la Guerra Revolucionaria de los años 60 y 70.

5) Contribuir la normalización de los instituciones y respeto irrestricto a la independencia de los poderes republicanos.

6) Contribuir a la Pacificación Nacional de todo el país, mediante el perdón nacional histórico y la reconciliación de la sociedad.

7) Promover una política de Defensa Nacional, reorganización y reequipamiento de nuestras FF.AA., acorde a las necesidades de la época y a los objetivos de la Nación.

8) Lo mismo con el desarrollo de una firme política de Seguridad Interior que apoyada en las leyes defienda a la ciudadanía, en vez de garantizar los derechos de los delincuentes que se asolan el país.

9) Colaborar a fijar nuestra verdadera posición de pueblo democrático con un gobierno republicano y federal inserto en el concierto internacional.

Para la mejor comprensión de esta carta, a continuación reproducimos textualmente la suya.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para siempre

Lo invitamos a visitar nuestro blog:



El 8 de enero de 2013 18:42, Hernán Pablo Gávito 

<hpgvito@yahoo.com.ar> escribió:

LA FRAGATA ES DE TODOS LOS ARGENTINOS

Será difícil encontrar un paradigma mayor del odio y resentimiento con el que evalúan algunos argentinos la época política actual. Efectivamente, la Fragata Libertad es un símbolo patrio, por ello, de todos los argentinos. Y a su regreso, tras una desagradable y breve historia en el exterior, será recibida con actos oficiales que convocarán a una multitud polifasética. El acto estará encabezado por quien corresponde: la persona a quien de acuerdo a la Constitución y las leyes ha sido elegida Presidente de todos y, de paso y por ello mismo, Comandante en Jefe de nuestra marina de guerra.

Insólitamente, desde un espacio llamado "Pacifiación Nacional Definitiva" se convoca a la discordia, el enfrentamiento absurdo entre argentinos con una consigna repugnante: "la fraga- ta es nuestra", ¿A quienes se alude con el posesivo en primera persona del plural? Sin duda a algunos y, para peor, pareciera que son algunos pocos. Se trata de una reacción crispada y cargada de odio que está condenada de antemano.

Así como la fragata es un símbolo patrio y por ende, de todos, la mismísima Armada carece de sentido y de sustento si no comulga con los intereses del pueblo que la forma y paga. Y ese pueblo se expresa eligiendo a sus autoridades en la elecciones. Ése es el concepto esencial de toda fuerza militar, además de ser un pilar de la república.

El "8N", los opositores exhibieron carteles exigiendo al Poder Ejecutivo Nacional que trajera de vuelta la fragata, era a todas luces un modo de inculparlo por su detención y de someter al escarnio a la Presidenta de la Nación. Hubo en esos días una iniciativa para juntar el dinero de la fianza: una ridiculez que, para peor, fracasó estrepitosamente.

La fragata retorna tras una muy exitosa gestión del gobierno nacional: lo lógico, lo honesto sería que quienes levantaron aquellos carteles se presentaran ahora con otros de agradecimiento a CFK. No es posible tanto, pero, al menos, deberían llamarse a un respetuoso silencio.

Hernán Pablo Gávito

(Estoy vinculado a la Fragata Libertad).