miércoles, 23 de enero de 2013

DESTRUCTOR ARA SANTISIMA TRINIDAD: HONOR Y GLORIA



La Armada no está de turno, es que las deudas se pagan, ya le llegará al Ejército, la Fuerza Aérea, el sindicalismo, los empresarios, la política y la población toda; los que miran para otro lado, los que votan inteligente, al menos malo o con el bolsillo.

Cada uno a su tiempo es la manera ordenada que ocurra.

El terrorismo montonero es el responsable del hundimiento del buque insignia de la guerra de Malvinas, aliado del gobierno y los felpudos del mando naval.


Después de ser canibalizado para mantener vivo a su gemelo, esperó contra viento y marea para recibir a la comandante en jefe vietnamita que no puede comprar repuestos a los ingleses pero les contrata aviones a los que buscan petróleo en Malvinas para avergonzarnos ante el mundo.

Llegado el día, finalmente bajó su cabeza y ocultó su vergüenza bajo el agua, se dejó hundir buscando el fondo del mar donde solo descansan los grandes caídos en combate o asesinados por la espalda por traidores que no toleran su nombre ni su bandera.

¡¡¡Señores oficiales navales un poco de dignidad!!!

Prefirió ser monumento vivo que museo muerto

Déjenlo descansar en paz, no hicieron nada por años, córtense la lengua antes de prometer que cuando toque fondo lo van a rescatar.


Debe ser monumento vivo para recuerdo de la corrupción y cobardía de muchos y su lugar es el fondo de la base naval de Puerto Belgrano, asiento de la flota de mar, casualmente nuestro general recién despreciado por una canalla.

Si su gemelo el ARA Hércules, necesita repuestos pues fabríquenlos o pongan huevos y róbenselos a sus otros mellizos el HMS Coventry y el HMS Sheffield que están en Malvinas en el Mar Argentino sobre el fondo de nuestra plataforma continental dónde los envió nuestra Fuerza Aérea por estar en lugar equivocado haciendo lo que no debían .






FUENTE: http://www.leopoldosilva.blogspot.com.ar/