miércoles, 13 de febrero de 2013

PEDIDO DE RENUNCIA AL MINISTRO DE DEFENSA



Buenos Aires, 01 de febrero de 2013

Señor Ministro de Defensa Nacional
Dr Arturo Puricelli
Edificio “Libertador Gral San Martín”
Azopardo 250 – Piso 10 – CABA

Asunto: Petición de renuncia por reiterada ineptitud

De mi mayor consideración


Para sustanciar esta nota me apoyaré en tres conceptos escritos por el General Perón: “El mariscal de Sajonia hizo todas sus campañas durante 20 años montando en una misma mula, y que a pesar de haber hecho durante 20 años todas las campañas, la mula no aprendió nada de conducción” (Conducción Política – Pág . 21) agregando más adelante que “Un hombre sin virtudes no debe conducir, y no puede conducir aunque quiera o aunque deba” (Conducción Política – Pág. 55) agregando posteriormente: “Hace más daño un boludo, que el enemigo”. Ni que lo hubiese preanunciado. Qué actitud asumiría el General si estuviese vivo?
Realmente Ud. se ha valido desvergonzadamente en soledad para demostrar que, la Nación, no necesita enemigos teniendo un ministro de defensa cuya gestión es propia de un inepto e inoperante para desarrollar la función para la que ha sido designado.


Enumerar la cantidad y calidad de desaciertos cometidos por su lamentable gestión harían de la presente, no una nota crítica, sino un voluminoso compendio, rayano a una novela tristemente cómica que a la detracción pretendida, además de poder llegar a conformar la eventual figura de traición a la Patria. Ha demostrado ser sordo a las sugerencias, falaz en las respuestas, torpe para trazar itinerarios, despreocupado por las necesidades individuales, institucionales, sociales, funcionales y estratégicas, ha abandonado también el aservo histórico canibalizando los testimonios reales e ignorado sistemáticamente la responsabilidad que le cabe como conductor de un área tan importante y relevante. El histórico y eterno enemigo de la Nación Argentina, no solo ha reforzado su capacidad operativa bélica en nuestro territorio sino que, además, ha usurpado un amplio espacio territorial de indiscutible juridicidad argentina bajo su gestión, y Ud. se ha mantenido un apático y cómplice silencio ante ese avance inaudito y desechador del “Acuerdo” firmado.

A modo de gentil petición, conforme a la Constitución de la Nación, y en vista a su demostrada, perjudicial e indigna actuación, ruego a Ud. tenga a bien penar en presentar, con el último esbozo de vergüenza que reconoció tener y si aún le queda algo de honor, la incondicional renuncia al cargo que infructuosamente está usurpando, se retire a cumplir funciones mas afines a su idoneidad, y deje que el material A SU CARGO, se deteriore por el paso del tiempo y no por la falta de recursos y presupuesto para el mantenimiento y conservación, como también, se lleve consigo a quienes, capacitados en la prevención y preservación, no tomaron ni anunciaron las medidas REGLAMENTARIAS, para evitar tan alto desbarajuste en el sistema de Defensa Nacional.

Por todo lo sucintamente expuesto, le reitero tenga a bien realizar un último acto reivindicatorio de su deplorable y criticable función y se aleje por la puerta de Azopardo 250 y no por los túneles que pudiesen dar al río.

Lo saludo con el respeto y consideración por Ud merecidos


Roberto Oscar Barbalace
Suboficial Principal (RE) EA
Instituto Nro 156.357
DNI Nº 8.393.126


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la carta original.