lunes, 25 de marzo de 2013

EL CUENTO DE LA ABUELITA



La abuela Estela de Carlotto, pese a haber sufrido tiempo atrás una vergonzante derrota en su criminal intento de inculpar sin fundamento alguno por apropiación de hijos de desaparecidos, y saboreando aún el amargo gusto en la boca que le provocara su nuevo y reciente traspié al pretender difamar a nuestro Papa, basándose exclusivamente en las calumnias de Verbitsky difundidas por el ordenanza Juan Pablo Cafiero, no escarmienta y ha vuelto al ruedo con otro disparate.


Esta vez su eterno odio lo utiliza para justificar la violencia de los militantes terroristas de los '70 asegurando “Nosotros reivindicamos el valor de una lucha que sí la hubo armada, aunque no estamos con la violencia, pero que esa violencia es la misma que tuvo San Martín o los héroes para defender la patria. Lo hicieron a su manera, con errores, virtudes y defectos. Nosotros no idealizamos, ponemos la conducta fiel y total de cada uno”.


Y semejante dislate ofende el honor de la historia patria. Comparar esa banda de asesinos financiados y entrenados en los "paraísos comunistas" con nuestros padres es una afrenta a la Nación. Ellos no sólo que no defendieron la Patria sino que se alzaron en armas contra ella, pretendiendo trocar la gloriosa celeste y blanca por el rojo pendón, quedando incursos en el delito de infames traidores.


Mal que le pese a esta señora, quienes nos defendieron y defendieron a la Patria, cumpliendo órdenes del Presidente de la Nación, fueron justamente las Fuerzas Armadas.

Cuanto más pretendan imponer el relato, más evidentes serán sus mentiras y sus odios irracionales.

Juan Manuel Otero