jueves, 21 de marzo de 2013

¿SE DESMORONA EL IMPERIO KIRCHNERISTA?



El imperio kirchnerista se desmoronaría, fruto de sus propios errores y de su odio hacia todo aquel que piensa distinto. La misma presidente, seguramente haciendo un gran esfuerzo, debió inclinarse ante la humildad y bondad del nuevo Papa argentino, que ahora ocupa el trono de Pedro.


El poder de turno perdió protagonismo, se ensució con una campaña anti-Bergoglio –ahora desmentida-, se dividieron las aguas dentro del cristinismo, un nuevo default técnico acecha el menor error que se cometa ante la Corte de Apelaciones de Nueva York, se les escapó el dólar blue, la inflación es insaciable, la pobreza en constante crecimiento… y el país al borde del caos, en medio de un año electoral.


La belleza, elegancia, simpatía y señorío de la princesa Máxima de los Países Bajos (Máxima Zorreguieta Cerruti) opacó la figura de la ahora sexagenaria presidente argentina en la sagrada ceremonia de entronización del Papa Francisco.


Esa opacidad se acentuará más, a partir del 30 de abril de 2013 cuando asuma el nuevo Rey de los Países Bajos Guillermo Alejandro, su esposa se convertirá en la primera reina argentina en el mundo. Como diría nuestra presidente: ¡Is too much!


En los próximos años tendrá que compartir la escena internacional con dos argentinos en puestos más importantes en el mundo y de por vida o abdicación voluntaria. Ella, una presidente de un país emergente y con serios problemas domésticos que no acierta en gestionar eficientemente, que aspiraba a ocupar el liderazgo vacante del socialismo del siglo XXI… deberá repensar su futuro y recordar que debe gobernar a todo un país, bajo el imperio de la igualdad ante la ley.


Ha llegado, de la mano del Papa Francisco, la hora de concordia, paz y justicia completa. Hora de mirar el futuro, abandonar el pasado cargado de rencor y poner un manto de misericordia para perdonar nuestros errores. Liberar a los Soldados de la Patria detenidos como Presos Políticos, reconocer y reparar a las Víctimas del Terrorismo y dejar un país en paz consigo mismo y digno de ser vivido por las futuras generaciones.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre