sábado, 25 de mayo de 2013

DESDE EZEIZA. VAMOS POR TODO: LA LIBERTAD

El trabajo que podrán leer a continuación, mejorado o tomado como idea fuerza central, es lo que deberíamos hacer como respuesta a nuestro Honor y Dignidad mancillados, demostrando Unidad y respetando posibles objetivos secundarios que pudieran surgir.

El último instrumento para la resolución de un conflicto es el lanzamiento de la amenaza.

El pueblo argentino debe saberla.


Nosotros, los Presos Políticos, en nuestro derecho constitucional de la libre expresión, la damos a conocer, porque la amenaza fue lanzada cuando la Presidente dijo: “…Vamos por todo…”: ello, sin posibilidad de error en su interpretación, significa “Vamos por la República”, lo que es sinónimo – en la comprensión política de las palabras – “Vamos hacia la Patria Socialista”, objetivo más que explícito y exactamente coincidentes con aquéllos que entre los años 60 y 80 conmovieron a la sociedad argentina con actos de terrorismo de impensadas y terribles consecuencias.



De alguna forma había que enfrentar a esa amenaza dolorosa y las FFAA, de Seguridad, Policiales y Civiles aceptaron el reto motorizados por su amor a la Patria y lo hicieron con los medios y tácticas que la misma subversión impuso.

Los Presos Políticos de hoy, algunos ya fallecidos, no éramos asesinos ni torturadores: éramos Soldados y, como tales, respetuosos de un Orden Militar casi sagrado – el vigente en ese momento histórico – y consagrado a la defensa de la Patria.

Ningún Soldado actuó por sí: lo hicieron en forma Institucional respondiendo al juramente de “¿Juráis a la Patria seguir constantemente su Bandera y defenderla hasta perder la Vida?”: en éste juramento radica el fundamento y el aserto de que son las Instituciones mismas las que deberían defender a sus integrantes y, dentro de ellos, asumiendo las responsabilidades a quienes les caben.

Los Presos Políticos - a la luz de los hechos y pudiéndose visualizar el objetivo buscado por la maniobra política – somos una circunstancia: el problema central – ahora – es la Patria misma.

El hecho de enfrentar a Jueces prevaricadores, perjuros, cobardes, materialistas, obsecuentes, cómplices ideológicos y violadores del debido proceso no es sólo parte de la venganza, sino que es el símbolo más representativo del “Vamos por Todo”.

¿Qué Argentino desea para sí y para la posteridad una Patria indefensa, un país inseguro, una Nación aislada del concierto de las Naciones y una sociedad sin goce de sus libertades, sin valores, denostando de la historia y de la tradición que nos trajo hasta acá?

La respuesta negativa a estas preguntas llevaron a que en aquellas décadas aparecieran patriotas, civiles y uniformados que regaron con su sangre el territorio argentino por la acción solapada y violenta de los ángeles del demonio vestidos de subversivos. Fue una epopeya que podría paragonearse con el accionar de aquéllos que nos dieran la Independencia en 1816.



Estamos presos, pero daremos el grito de libertad si el Pueblo argentino entiende la amenaza y no se deja engañar por las política en curso que el Estado viene desarrollando desde el año 2003, comenzando con los Juicios a Militares, continuando con las componendas para lograr el enriquecimiento personal, acallando a la prensa, impidiendo el desarrollo agrícola-ganadero e industrial del territorio, comprando personas como si fueran mercancías, deshonrando al Poder Legislativo y, finalmente, avasallando la independencia de la Justicia

Nuestro objetivo es, sin dudas, la Libertad, dado que ella implica asegurar los derechos y garantías constitucionales de todos los habitantes de la Nación Argentina.

Si hubo errores, como quieren reiteradamente y de todas formas hacer ver, se debieron a una razón táctica necesaria que respondía a la carencia de experiencia en esta tipo de lucha artera, traicionera y sin medir consecuencias, lo que traslada la responsabilidad al orden Institucional; los aciertos de entonces fueron acompañados por la sociedad toda. Los aciertos de hoy los darán quienes luchen por la independencia contra este gobierno absolutista buscando al regreso al marco Republicano

A quienes combatieron por un ideal equivocado (los realmente “jóvenes idealistas”), le tendemos la mano como símbolo de Concordia y Paz, que es lo que ansía todo combatiente.

A la alimaña corrupta hasta la obscenidad que usa aquellos mismos mensajes idealistas para ocultar su voracidad y ambición de lucro personal a cualquier costo, los seguiremos combatiendo por los medios que podamos dentro del marco de la Paz Activa.

“Voluntad es igual a Victoria”: emulemos la valentía de aquellos que nos independizaron, y SALVEMOS A LA PATRIA.

SOMOS PRESOS POLITICOS, MAS NO DE CUBA: ARGENTINOS!!!!!

Cárcel de Ezeiza, en la semana de Mayo de 2013

JORGE TOCCALINO
Coronel (R)
PP - Perpetua

FUENTE: http://porladignidad.creatuforo.com/aqu-tema1322.html?sid=10a774c512a32638dd975901c9762531