domingo, 5 de mayo de 2013

SE CREMARON LOS CADÁVERES DE LAS VÍCTIMAS DEL TEMPORAL


Hace seis días  el Consejo nacional del Partido Justicialista (PJ) expresó su respaldo a la presidente Cristina Fernández Vda. de Kirchner, en el marco de las iniciativas para democratizar la justicia, al señalar que “enfrentan la acción premeditada y alevosa de grupos económicos y mediáticos concentrados para instaurar un clima destituyente y de violencia”. Nosotros ante las declaraciones del juez Arias de La Plata, nos preguntamos ¿quién defenderá a las personas de las presiones y control que el poder de turno ejercerá sobre los jueces? 

Resulta grosero y constituye un grave delito lo actuado por los gobiernos nacional y provincial al ocultar la verdad sobre la cantidad de muertos en la zona de La Plata, en oportunidad del último violento temporal que causara tanto daño, destrucción y muertes no debidamente aclaradas.


Las revelaciones del juez Arias además demuestran una “obediencia indebida” por parte de miembros de la Fuerzas Policiales, de la justicia y del periodismo al ocultar y dificultar una objetiva investigación judicial, que permita esclarecer la verdadera dimensión del desastre, establecer las verdaderas responsabilidades políticas, especialmente las que hacen al desvío de fondos destinados a imprescindibles obras de infraestructura y que muestran una corrupción generalizada de este régimen. Un ejemplo que la corrupción mata.


Resulta inexplicable la mentira del gobierno sobre la verdadera cantidad de víctimas del temporal, se sabe que la mentira tiene patas cortas. Esta vez era imposible de ocultar la dimensión de la desgracia, demasiada gente involucrada, familias enteras, una población golpeada, niños y ancianos desaparecidos… no se puede tapar el sol con una mano. Nos mienten descaradamente y deberán hacerse cargo de todas sus falsedades y atropellos contra la Constitución Nacional.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre


DURAS DEFINICIONES DEL JUEZ LUIS ARIAS

El juez Luis Federico Arias de La Plata rompió el silencio luego de las semanas en las que estuvo separado de su cargo tras su polémica investigación sobre la cantidad de muertes que produjo la tormenta del 3 de abril en la capital bonaerense.



En el programa Ahora es Nuestra la Ciudad por FM Identidad 92.1 dijo que "justo cuando retomábamos la investigación, el poder ejecutivo —por Daniel Scioli—, negaban que hubiese más de 52 víctimas, tuvo que reconocer la verdad y que fueron más las víctimas, y ahora hablan de 60". Recordó otra investigación suya del año 2009 en que descubrió el "reclutamiento de menores para cometer ilícitos" y que "en aquella oportunidad, también me iniciaron juicio político y me agraviaron (...) pero finalmente tuvieron que reconocer la verdad". Eso terminó, según Arias, en la renuncia del ministro de seguridad de aquel entonces, Stornelli.



Arias admitió que recibió presiones del sistema político y habló de "procedimientos irregulares" como "cambiar las causales de muertes de las personas y adulterar los papeles". Arias echó responsabilidades en "la policía de la provincia y los médicos forenses" por "cambiar las causales de muerte" lo que es "muy grave" y fue "la misma práctica que se utilizó en la dictadura militar y en el caso María Marta García Belsunce" y es un peligroso antecedente pues "se cremaron la mayoría  de los cadáveres de las personas víctimas del temporal".


También pidió "investigar la sorprendente muerte de víctimas de neumonía ese día" que extrañamente "murieron en sus propios domicilios, de neumonía como el caso de Juan Carlos García". Según el juez tampoco hay que descartar una gran cantidad "de niños muertos por la inundación". "Es una perplejidad que no haya niños en el listado reportado por el Poder Ejecutivo como que también, los decesos sean en el casco urbano y no en otros barrios como Los Hornos". Arias habló de "300 muertes que hay que averiguar las causales" y de "otros casos como inmigrantes que no están registrados en ningún lado".

Sobre la negativa que recibió para ingresar a la morgue judicial dijo que "no se las causas" pero "había recibido la denuncia de un vecino que vio como retiraban cuerpos de un desague importante en la calle 68 entre 31 y 131 de dónde sacaron 12 cuerpos luego del anuncio de 51 muertos oficiales". Agregó que tampoco lo dejaron ingresar en el Registro de Personas de Berisso y mencionó al Comisario General Pablo Vázquez por "cometer un delito" que "no se investigó penalmente".


Finalmente, sobre las presiones políticas, Arias dijo que "recibimos presiones de todo tipo" y mencionó "agravios verbales y operaciones de prensa múltiples" de diputados, la justicia y periodistas. En este caso, dijo, se "vio claramente dos justicias, una que quiere investigar y otra que quiere cubrir el poder político".

Por último, dijo que el gobernador, Daniel Scioli, "claro que no puede ignorar todo esto" y habló de "acuerdos corporativos".


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.