jueves, 20 de junio de 2013

LA CÁMARA DEL CRIMEN ORDENÓ DESCOLGAR UN CUADRO DE HOMENAJE A QUIROGA


ORDENAN RETIRAR CUADRO DE JUEZ QUE JUZGÓ A MILITANTES[1]


La Cámara del Crimen resolvió descolgar de un despacho el cuadro del ex juez Jorge Vicente Quiroga[2], quien durante la dictadura de 1972 integró un Tribunal especial[3] dedicado a juzgar a militantes políticos.

ex juez Jorge Vicente Quiroga
Los integrantes de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, decidieron en un acuerdo general y por mayoría, descolgar el cuadro y una leyenda alusiva de homenaje a Quiroga instalada en el juzgado de instrucción N° 20, que actualmente subroga la jueza Elizabeth Paisán.

Los camaristas Gustavo Bruzzone, María Laura Garrigós de Rébori, Mirta López González, Alfredo Barbarosch, Mariano Scotto, Luis Bunge Campos, Mario Filozof, Ricardo Pinto y Jorge Rimondi votaron a favor de descolgar el cuadro, considerando que la decisión de emplazar el cuadro "fue una clara decisión política, con una enorme carga ideológica que repercute hasta el presente, adoptada por este tribunal durante una dictadura y que se alineaba e identificaba con los postulados políticos y culturales que, por la fuerza, venían impuestos a toda la sociedad por los que formaban parte de la conducción de ese gobierno de facto".


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.



[1] Recordemos que bajo los gobiernos de facto surgidos de la denominada Revolución Argentina de los Generales Roberto Marcelo Levingston (1970/1971) y Alejandro Agustín Lanusse (1971/1973) se producen un sinnúmero de gravísimos episodios guerrilleros entre los que cabe destacar: 1- Secuestro y asesinato del General Pedro Eugenio Aramburu por Montoneros; 2- Asalto en la localidad de Pilar de un convoy militar proveniente de la fábrica de armas de Villa María donde es asesinado el Teniente Primero Mario César Azúa y es herido el soldado Hugo Alberto Vacca, quedando hemipléjico y falleciendo luego a los cuatro años del hecho; 3- Ocupación de la localidad de La Calera (Prov. de Córdoba) por guerrilleros, los cuales asaltan el banco local, toman edificios gubernamentales y medios de comunicación; 4- Ocupación de la localidad de Garín (Prov. de Buenos Aires) por guerrilleros que cortaron líneas telefónicas, robaron el banco y en un intento por tomar la comisaría asesinan a un agente de la Policía.

Estos, como muchos otros delitos de terrorismo se sucedían casi diariamente y ni el Estado nacional ni los provinciales podían dar una debida respuesta a los mismos, ya que se trataba de verdaderas bandas armadas con un modus operandi particular que se desplegaba por todo el vasto territorio nacional impidiendo que el Poder Judicial Federal actuara con competencia para investigar y juzgar cada hecho delictivo.

[2] Integró hasta su disolución, la Cámara Federal en lo Penal que juzgó a los delitos calificados como subversivos entre 1971 y 1973. Paralelamente a la disolución, ese trágico 26 de mayo de 1973 también se dictó la Ley de Amnistía, que liberó a todos los guerrilleros que estaban presos por acción de la Cámara Federal en lo Penal y se derogó toda la legislación existente para combatir a la subversión. Es decir, se dejó al país sin defensa legal contra el terrorismo. Y así nos fue.

Los terroristas que vilmente asesinaron al Dr. JORGE VICENTE QUIROGA fueron Marino Amador Fernández y Raúl Argemi, los cuales, debido a la deplorable Ley de Amnistía, habían sido en ese entonces liberados de la cárcel por el Presidente Dr. Héctor Cámpora y su Ministro del Interior, Dr. Esteban Righi hasta hace pocos dias ex Procurador General de la Nación del gobierno kirchnerista.

[3] CÁMARA FEDERAL EN LO PENAL DE LA NACIÓN – UNA RESPUESTA AL FLAGELO DEL TERRORISMO. Dictada la ley de creación, el Ministro Perriaux se dedica a la búsqueda de aquellos que conformarían el nuevo tribunal y para ello elige a hombres aptos, idóneos y de vasta y aquilatada experiencia en el Poder Judicial, en definitiva verdaderos hombres de Derecho.