lunes, 15 de julio de 2013

PIDE EJÉRCITO CHILENO TRATO DIGNO A REPRESORES DE DICTADURA

El comandante en jefe del Ejército dice que le entristece ver que esas personas permanecen encadenadas a una situación de hace 40 años

14/07/2013 12:19 Notimex


SANTIAGO, 14 de julio.- El comandante en jefe del Ejército de Chile, general Juan Miguel Fuente-Alba, pidió hoy un “trato humanitario” a los militares condenados y acusados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1990).

En declaraciones a periodistas durante un viaje a la zona austral del país, el jefe castrense reconoció que le "apena" (entristece) al Ejército “la situación por la cual atraviesan algunas personas” condenadas por crímenes de lesa humanidad.


Sostuvo que a unos 30 uniformados en retiro condenados y otro centenar de ex militares sometidos a proceso, “que hoy tienen avanzada edad o situaciones médicas complejas, uno podría darles una mirada en términos humanitarios”.

“Efectivamente nos entristece ver que todavía esas personas permanecen ancladas a una situación de hace 40 años”, sentenció Fuente-Alba.

Aseguró, sin embargo, que “tengo confianza en la madurez que hoy tienen la sociedad chilena, sus autoridades, sus representantes, para mirar con altura lo que se ha vivido”.

“Creo que el Ejército, como institución castrense, ha dado en este sentido, los pasos que tenía que dar”, sostuvo el alto oficial, al tiempo que advirtió que “no se trata de no aprender y absolutamente olvidar las cosas del pasado”.

“Se trata de un sentido humanitario, de un sentido de una comunidad organizada, de una comunidad que tiene fines comunes y de efectivamente mirar a quienes hoy aún siguen encadenados a una situación de hace 40 años”, finalizó Fuente-Alba.

“Efectivamente nos entristece ver que todavía esas personas permanecen ancladas a una situación de hace 40 años”, sentenció Fuente-Alba.

Aseguró, sin embargo, que “tengo confianza en la madurez que hoy tienen la sociedad chilena, sus autoridades, sus representantes, para mirar con altura lo que se ha vivido”.

“Creo que el Ejército, como institución castrense, ha dado en este sentido, los pasos que tenía que dar”, sostuvo el alto oficial, al tiempo que advirtió que “no se trata de no aprender y absolutamente olvidar las cosas del pasado”.

“Se trata de un sentido humanitario, de un sentido de una comunidad organizada, de una comunidad que tiene fines comunes y de efectivamente mirar a quienes hoy aún siguen encadenados a una situación de hace 40 años”, finalizó Fuente-Alba.