sábado, 17 de agosto de 2013

HOMENAJE AL GENERAL DON JOSE DE SAN MARTÍN


Razones políticas y populistas han llevado a mancillar el verdadero sentido de las fiestas patrias y feriados nacionales, antiguamente cada fiesta patria se festejaba con la presencia de las autoridades de los poderes del estado, Tedeum que se oficiaba en la Catedral, desfile de las Fuerzas Armadas, Fuerzas Vivas y Gauchos, etc. Eran una verdadera fiesta de la cual participaba todo el pueblo, sin exclusión, hoy son meramente una acto partidario del poder de turno y sus acólitos… el resto no participa, se quedan en sus casas. En cuanto se animen un poquito más, nos cuentan que el verdadero padre de la patria... fue él, que nos liberó del capitalismo del F.M.I.

Los feriados nacionales, se festejaban el día que correspondía al mismo, ahora han legislado y decretado su movilidad para que se transformen en un fin de semana largo a fin de promover el turismo interno…


Preferimos que se promueva el respeto a la causa o persona por la cual esa fecha fue declarada feriado nacional -ya sea para conmemorar u honrar- y que los maestros y/o profesores encargados de los actos escolares enseñen a sus alumnos el verdadero sentido de la fecha, seguramente digna de serena reflexión, en vez de leer un “relato bajado desde arriba”. Razón por la cual hemos decidido esperar hasta hoy para homenajear con nuestros más profundos sentimientos patrióticos y reflexionar sobre su rica herencia que se tradujo en la libertad de 3 naciones americanas, con una conducta intachable, digna de todo elogio y que siempre será la luz inspiradora de la ética, el valor, la honestidad y la moral republicana y libre. 

Felicitamos a la profesora  Grabriela Ortín, quien con verdadero espíritu docente supo enseñar a sus alumnos en Salta la verdadera vida, personalidad e ideario del Libertador General José de San Martín, figura que es ejemplo, referencia y factor de unión para toda la Argentina y quienes habitamos en ella. En su discurso se alejó del "relato oficial" y puso a cada uno en su verdadero lugar, adherimos a todos sus dichos y agradecemos su valor.


Descanse en paz señor general Don José de San Martín, su ejemplo siempre está y estará presente en nuestros corazones. Nunca olvidaremos su gran sacrificio, propio del verdadero patriota que amó profundamente a la naciente nación americana, hoy conocida como República Argentina. Hemos conocido el averno, pero una vez la fuerza republicana cual ave Fénix… renace de sus cenizas.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre




Salta, 16 de Agosto de 2013

Discurso leído por la Profesora Gabriela Ortín

                       DISCURSO AL GENERAL SAN MARTÍN


Mi General, los que hoy, conscientes de no ser merecedores del honor de homenajearlo, aquí estamos, sin embargo, haciendo el intento. Sepa usted disculparnos, pero no tenemos excusas, ni vergüenza, ni siquiera para justificar el que, este acto, se lleve a cabo en esta fecha y no en la que corresponde. Empero, así y todo, recordarlo fue, es y será importante. Fundamentalmente, porque estos jóvenes que son la esperanza de la patria necesitan de un norte seguro para fijar el rumbo. Y, entre tanto oscurantismo desorientador su ejemplo de vida es la mejor brújula para ser mejores. ¡Jóvenes! ¡He aquí un modelo a imitar! ¡Aprovechad la oportunidad! ¡Conoced a nuestro General e identificaos con él! ¡Jugad con vuestro espíritu y colocaos en su lugar! ¡Abandonad por unos segundos el aquí y el ahora y fundid el cuerpo con el alma universal de Don José de San Martín! ¡Qué el sea vuestro entrenador espiritual! Este grato, simple y recomendable ejercicio estético y moral dejará huellas indelebles en sus existencias; porque la vecindad con las bellas y nobles almas es la mejor manera de embellecer y ennoblecer las propias. El gran e inagotable tesoro sanmartiniano legado a los argentinos y a los latinoamericanos no es mensurable en especies o en moneda. Simplemente, no tiene precio. Los paradigmas de virtud encarnados antes que representar un valor, son un criterio para valorar las cosas.


En los tiempos que vivimos es para los argentinos una necesidad urgente dialogar con los padres de la patria. Son tan grandes ellos y, a su lado, tan insignificantes nosotros, que superarnos constituye una obligación cardinal. Así, tal vez, comencemos a merecer el honor de homenajear al General Don José de San Martín.


En ustedes, alumnos, depositamos ese anhelo.

¡¡Viva el General Don José de San Martín!!

NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.