martes, 20 de agosto de 2013

LOS GANADORES EN EL "VOTO MILITAR", MASSA Y DE NARVÁEZ

Elecciones 2013
Martes 20 de agosto de 2013 | Publicado en edición impresa

Por Mariano De Vedia | LA NACION

En contraste con el resultado electoral de la Antártida , donde el kirchnerismo llegó casi al emblemático 54% (contabilizadas el 55,5% de las mesas), la oposición predominó en el voto militar de la provincia de Buenos Aires. Las boletas más elegidas fueron la de Sergio Massa, por el Frente Renovador, y, en menor medida, la de Francisco de Narváez, de Unidos por la Libertad y el Trabajo.


Así surge de estimaciones recogidas por LA NACION en fuentes de las Fuerzas Armadas, donde suelen realizarse sondeos y bocas de urna informales con resultados que pocas veces se vuelcan por escrito. Se estima que la familia militar comprende un universo de 500.000 personas en todo el país, contando los cerca de 100.000 efectivos en actividad y retirados y sus familias. Una cifra con más envergadura que los 122 votantes habilitados de la Antártida.


Según esas fuentes, el voto por Massa prevaleció en las mesas de Campo de Mayo, que comprende parte de los partidos de San Miguel y de Tigre (donde el Frente Renovador ganó con el 46,4% y el 63,9%), así como en Mar del Plata y en Puerto Belgrano, donde la Armada tiene su principal base naval. Las simpatías por De Narváez habrían quedado reflejadas en Zárate y otros destinos con bases fluviales.


"El 90% eligió candidatos contrarios al kirchnerismo", confió a LA NACION una fuente naval que tuvo acceso a reuniones de jefes castrenses en las que se comentaron los resultados de las primarias.


La tendencia en el distrito bonaerense es inversa a la que predominó en la Antártida, donde crece la sospecha de que el jefe del Ejército, general César Milani, ordenó a los militares de esas bases votar por los candidatos del Gobierno.


"En la Antártida el escenario electoral es más concentrado y es más fácil que existan presiones para inducir el sufragio. Pero en las unidades de todo el país los militares y sus familias votan en mesas comunes, donde todo se dispersa y cualquier presión se diluye; es imposible ejercer un control para direccionar el voto", reflexionó un uniformado.


Según pudo saber LA NACION, en las distintas fuerzas es común realizar encuestas informales, antes y después de la elección, para conocer hacia dónde está orientado el voto. Tanto en los suboficiales como entre los oficiales se toman, incluso, casos testigo y se miden, por ejemplo, las preferencias entre cabos, suboficiales primeros y mayores, y entre los tenientes, mayores o capitanes de corbeta y coroneles o capitanes de navío, para conocer las orientaciones políticas en distintos grados generacionales.


El escrutinio del domingo dio algunas puntas para captar hacia dónde fue el voto militar. La mayoría del personal de la Armada se concentra en la base naval de Puerto Belgrano y votó en la ciudad de Punta Alta, distrito bonaerense de Coronel Rosales. Allí ganó la lista de De Narváez, con el 29,13%, seguida de Massa, con el 24,9 por ciento.

En Punta Indio, donde se encuentra la base aeronaval, el Frente Renovador se impuso con el 28,61%, aunque el FPV quedó cerca: 27,9%.


Fuentes castrenses advirtieron que "luego de varios años en que el salario y el presupuesto de las Fuerzas Armadas sufrieron un visible deterioro, sumado a escándalos como el embargo de la Fragata Libertad, es lógico que la familia militar tenga posiciones antikirchneristas".


Al respecto, recordaban como símbolo del desánimo la notoria falta de mantenimiento de aeronaves y embarcaciones, como el destructor Santísima Trinidad, que en enero se fue a pique mientras estaba amarrada a un muelle de Puerto Belgrano.

"Si a eso se suma la política agresiva, con pases a retiro y postergaciones de ascensos por motivos de portación de apellido y la preeminencia del área de inteligencia, la tendencia del voto militar tiene una explicación", añadió una fuente castrense.



NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.