lunes, 9 de septiembre de 2013

CARTAS DE LECTORES


EL RELATO DE LOS 70
Ya no quedan dudas sobre las mentiras de este gobierno, sobre la absurda tergiversación de la historia, sobre la ridícula y forzada instalación de un "relato" que nos quieren hacer creer, a pesar de que todavía hay muchos testigos vivientes que pueden afirmar lo contrario.

Especialmente con lo sucedido en la década del 70, donde ahora resulta que no existieron las organizaciones terroristas, sino que fueron pobres jóvenes idealistas.

Desde hace un año voy dos días por semana al penal de Marcos Paz a visitar a mi marido. He conocido una cantidad de personas, a detenidos y a sus familiares, y he conversado largo y tendido con ellos. Y me pregunto: ¿no hay alguien en los medios, como lo está haciendo el periodista Lanata con la corrupción de este gobierno, que quiera averiguar en profundidad y seriamente qué pasa con el "relato" oficial sobre los detenidos por "lesa humanidad"? ¿Por qué están detenidos suboficiales, oficiales de menor jerarquía, tanto de las policías como de las Fuerzas Armadas, personas que no tenían ninguna responsabilidad, que tenían 20 o 22 años hace ya más de treinta? ¿Tenían alguna posibilidad de negarse a lo que decían o decidían sus superiores? ¿Y qué pasa con los civiles detenidos? ¿Cuál es la causa por la que algunos fueron detenidos y condenados, mientras que otros que ocuparon cargos similares siguen libres, como es el caso del doctor Zaffaroni, que se desempeñó nada más y nada menos que como juez? ¿Cómo se explica que numerosos ex terroristas, a los que nunca se los juzgó, ocupen cargos en el actual gobierno?
Sylvia Walker de Smart
DNI 3.672.574

EL VERSO DEL RELATO
Cansado de la mirada hacia atrás y de la tergiversación de nuestra historia a manos del Gobierno, sobran elementos y personas que lo desmienten y, peor aún, lo prueban como otro "negocio" más -la cuestión de DD.HH.-, para un puñado de cínicos sobre un tiempo trágico del país. Una evidencia es la aportada por Ceferino Reato, en su libro Viva la sangre, sobre el pago irregular por millones de dólares en indemnizaciones a guerrilleros sin control alguno, porque el Estado niega la información. Como dijo el filósofo Juan José Sebreli: "Al verso ahora le dicen relato". Es larga la lista de kirchneristas implicados en hechos terroristas, como el diputado Carlos Kunkel -montonero expulsado del peronismo por Perón- al negarse a votar modificaciones en el Código Penal, para combatir el terrorismo "ley en mano". Sobran ejemplos como los del civil Jaime Smart u otros jóvenes oficiales que están olvidados a la buena de Dios, mientras Firmenich -libre- llama a las armas, según un tuit reciente. Además, justicia tendenciosa no es justicia.

Es obvio que este gobierno carece de diálogo y construcción de futuro y que la sociedad argentina tiene que aprender a hacer uso del compromiso colectivo, impulsar la concordia e involucrarse en mejorar el destino de la República. Es de una tristeza infinita, siendo ricos y cultos, los jirones que hacemos de ella.

Bernardo Basombrío
DNI 18.239.023

FUENTE: Cartas de Lectores de La Nación, días 01/09 y 06/09/2013.