domingo, 22 de septiembre de 2013

GRASSI Y EL NEGOCIO MEDIÁTICO DEL LINCHAMIENTO

Por Mauricio Ortín

Las que se adjuntan son sentencias contra los responsables del famoso programa “Telenoche Investiga” (el mismo que armó la causa al Padre Grassi). Si algo que da claro, luego de su lectura, es que lo que le hicieron a Grassi es parte de un “modus operandi” que ha permanecido impune, dado que no se castiga por reincidir a los sentenciados. El negocio de la difamación, al parecer, deja una diferencia tan grande que justifica pagar las indemnizaciones por los juicios perdidos y seguir con el curro. Además, los psicofantes que mercan con la denuncia, nunca reciben su correspondiente y merecida condena social, entre otras cosas, porque a la prensa amarilla no les interesa criticarse a sí misma ni arruinar su mejor negocio. La honra de los difamados, en cambio, está perdida para siempre. Carlos Carrascosa, Guillermo Luque, Julio Grassi, los acusados por el caso Marita Verón (incluido la “Chancha Ale”), Pedro Blaquier, etc. Los periodistas condenados, por el contrario, siguen gozando de credibilidad y audiencia. Así, por ejemplo, Juan Miceli (recientemente promovido a héroe, luego de su entredicho con el “Cuervo” Larroque y su despido del canal oficial) Laura Santillán, Luis Otero, Miriam Lewin. etc. Ahora bien, si ya difamar es grave, enviar a un inocente a la cárcel es gravísimo. En los links que siguen están los fallos que declaran y demuestran la culpabilidad de los periodistas mencionados y otros. Las contra de Grassi son: primero, ser cura (los curas, los militares y los empresarios, en la Argentina, son malditos para la justicia, la prensa y los “progres”). Segundo, ser mediático. Tercero, no ser de izquierda. Cuarto, no tener ninguna acusación por robo. Quinto, ser el responsable de una obra a favor de los chicos de la calle que, por el mero hecho de existir, evidencia la inoperancia y la corrupción de los políticos junto sus planes clientelistas. Sexto, porque con su acción humanitaria concreta contrastaba con el presupuesto público y la ocupación “full time” que Carlotto, Bonafini, Verstbisky y compañía dedican a la promoción de la venganza. Tal  vez, (cosa que dudo) Grassi, no tuvo la suerte de que le tocara un tribunal “como la gente”, como el que les asignaron a las otras víctimas de “Telenoche Investiga”.


Independientemente de la “causa Grassi”, las cosas juzgadas contra los periodistas de marras alcanzan y sobran, no sólo para sospechar de los dichos de estos señores sino, también, para justificar una campaña esclarecedora sobre “quién es quién” en los medios de comunicación.


El escandaloso caso judicial-mediático Grassi, como tantos otros que son motivo de vergüenza pública, en Dinamarca nunca hubieran acontecido. No tanto porque en dicho país no exista Clarín o jueces de “cuarta”, sino, fundamentalmente, porque los que allí viven son daneses y no, compatriotas de Maradona.

Expte. Nº 102.733/02 - “Milano, Carlos Alberto c/ Arte Radio Televisivo Argentino S.A. 

"ECHENIQUE RAFAEL C/ ARTEAR SOCIEDAD ANÓNIMA Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS" 

Expte. Nº 66.653 (54.353/02) - 'M. J. A. c/ Canal 13 de Televisión (Arte Radiotelevisivo Arg. S.A.) s/ daños y perjuicios' - CNCIV - SALA L - 02/10/2008 

"Barrantes, Juan Martín-Molinas de Barrantes, Teresa-Tea S.R.L. c/Arte Radiotelevisivo Argentino s/Sumario” –Expte. No C-46.559/99 y “Pastrana, Antonio c/Artear Argentina S. A.-Canal 13 de Televisión y/o TN Noticias 

"Pascuariello, Carlos Alberto s/ Denuncia y otras (Expte. n° 42/02 C.M.)"
(Expte. n° 22 - F° 38 - Año 2002 - Letra P) 

30/11/2006 - SENTENCIA DEFINITIVA
MENDOZA JORGE ARIEL c/ CANAL 13 DE TELEVISION (ARTE RADIOTELEVISIVO ARG.S.A.) S/ DAÑOS Y PERJUICIOS 

RAMIREZ PABLO ALEJANDRO c/ ARTE RADIOTELEVISIVO ARGENTINO S.A. s/DAÑOS Y PERJUICIOS
Buenos Aires, Noviembre de 2006.-AB 

Exp. 75780/99 - "Llermanos, Daniel c/ Arte Radio Televisivo Argentino SA s/ daños y perjuicios" - JUZGADO NACIONAL DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL N° 31 - 02/05/2003