miércoles, 4 de septiembre de 2013

LA JUSTICIA ES VIOLADA DIARIAMENTE EN LOS JUICIOS ORALES MAL LLAMADOS POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD

Una vez más nos muestran que en la Argentina no se respeta el derecho de “igualdad ante la ley”, en este caso se trata de la causa contra el juez Pedro Federico Hooft, a quién se lo acusa de presuntos delitos de humanidad. En nuestro blog publicamos esa irregularidad el miércoles 29 de mayo de 2013 e insistimos difundiendo el viernes 14 de junio de 2013 el “proyecto de resolución” facilitado por los diputados firmantes: Patricia Bullrich,  Federico Pinedo, Carlos Ramón  Brown y Enrique Luis Thomas; quienes pedían informes al poder ejecutivo sobre diversas cuestiones relacionadas con el expediente que tramita ante el juzgado federal 1, secretaria 4, caratulado "SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS S/ DENUNCIA" relacionado a este caso.

Advertíamos que la justicia iba a cometer otra “aberración jurídica” esta vez contra la figura de un juez y utilizando el mismo “modelo de derecho” que se les aplica a los Soldados de la Patria, privados de su libertad y detenidos como Presos Políticos.

En esta oportunidad, por lo menos, la Comisión de Justicia recibió objeciones por parte del ex Julio César fiscal Strassera y el ex ministro de la Corte Suprema Gustavo Bossert, ambos por su vasta experiencia judicial están en pleno conocimiento de las “aberraciones jurídicas” en las que han incurrido el ministerio público y los jueces prevaricadores de los tribunales orales, para poder juzgar a los Presos Políticos en democracia. Es lícita la pregunta: ¿por qué no se aplica el derecho de la ley igualitaria a los soldados que vencieron al terrorismo? La respuesta es clara: no lo hacen porque actúan con obediencia debida a los terroristas montoneros y erpianos, hoy encaramados en distintos sillones del poder de turno.

SEPA EL PUEBLO LA VERDAD: LA JUSTICIA ES VIOLADA DIARIAMENTE EN LOS JUICIOS ORALES MAL LLAMADOS POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre


DENUNCIAN QUE SE ARMÓ UNA CAUSA PARA PERJUDICAR A UN JUEZ

La Comisión de Justicia recibió objeciones por el proceso iniciado a Hooft
   
Pedro Hooft

El caso del juez de Mar del Plata Pedro Hooft, suspendido en el ejercicio de sus funciones en marzo por supuesta participación en delitos de lesa humanidad en la última dictadura, llegó a la Cámara de Diputados. Ante la Comisión de Justiciasu abogado defensor Héctor Granillo Fernández, el ex fiscal Julio César Strassera y el ex ministro de la Corte Gustavo Bossert advirtieron que el magistrado es víctima de una "causa armada" en su contra por parte del kirchnerismo.


"Es muy grave lo que se denunció aquí en la Comisión de Justicia. Como diputados de la Nación, tenemos la obligación de presentar estos testimonios ante la Justicia", indicó a LA NACIÓN el presidente del cuerpo legislativoJorge Yoma.

El abogado defensor advirtió que la imputación es "grotesca", ya que no hay pruebas en su contra. "No tenemos miedo al juicio, sino a las irregularidades. Desde marzo, Hooft está suspendido, percibe un 40% menos en sus ingresos y tiene su espíritu avasallado por esta situación de injusticia y arbitrariedad", dijo Granillo Fernández.


Las acusaciones contra Hooft fueron presentadas en Mar del Plata, en 2006, por el fallecido Eduardo Luis Duhalde, entonces secretario de Derechos Humanos de la Nación, y por representantes de organismos de derechos humanos. Cuestionaron al magistrado por su supuesta falta de acción o incumplimiento de sus funciones en la tramitación de recursos de hábeas corpus presentados ante detenciones ilegales ocurridas durante el gobierno militar, en especial las que tuvieron como víctimas a abogados marplatenses en la Noche de las Corbatas.


El ex fiscal Strassera desestimó estas acusaciones. "Yo tuve a la vista casi todos los hábeas corpus del país y las causas penales más importantes. Sabía cuáles eran los jueces que hacían las cosas bien y cuáles no. Y pude ver que los expedientes a cargo del juez Hooft eran impecables", enfatizó Strassera, quien calificó el juicio contra el magistrado marplatense como "una canallada".

"Ésta es una causa armada contra un hombre de la Justicia", enfatizó, por su parte, Bossert.

Ante la comisión brindó su testimonio Pedro Federico Hooft, hijo del magistrado y su abogado defensor. "Ya van seis jueces que entienden en la causa de mi padre; ninguno de los jueces anteriores formuló imputación alguna, pero nadie quiso cerrar la causa porque sabían que les significaba un suicidio político", enfatizó el letrado.


A continuación, el hijo del juez relató un encuentro que tuvo con el ex fiscal federal de la causa Claudio Kashimoto"Me dijo que la causa contra mi padre era «un gran verso» y que no entendía por qué la Procuración General lo había comprado. También me dijo que fue presionado por el fiscal de cámara para firmar el pedido a indagatoria del juez", sostuvo Hooft hijo, quien presentó la denuncia ante la Justicia.

"Ello provocó un escándalo en los tribunales de Mar del Plata", relató. En efecto, la procuradora general de la NaciónAlejandra Gils Carbó, apartó a Kashimoto y nombró en su lugar a Carlos Adrián Martínez.


Tras escuchar los testimonios, la Comisión de Justicia -en la que sólo participaron diputados opositores- aprobó el pedido de informes que presentó Patricia Bullrich (Unión por Todos)"Se ha realizado un claro armado de una causa, banalizando lo ocurrido en la época de la dictadura y utilizando el poder del Estado para llevar a cabo una venganza contra el juez", enfatizó Bullrich.


NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.