sábado, 7 de septiembre de 2013

MILITARES PRESOS CON DERECHO A NADA

Estimados Amigos:

Estuvimos repasando las siguientes directivas, emanadas del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, respectivamente:

En ninguna de ambas resoluciones se prohíbe la visita de un Preso Político a un familiar de primer vínculo sanguíneo, internado en un hospital militar y con una enfermedad terminal. Solo se prohíbe la internación y/o asistencia médica en los hospitales militares a los Presos Políticos, además de disponer una serie de tareas de rutina para el caso de traslados de los mismos.

El derecho del señor Capitán Scheller a visitar a su esposa, enferma terminal, ya estaba reconocido cuando anteriormente  se le otorgó autorización para la visita domiciliaria, cuyo traslado y custodia era ejecutado eficazmente por el personal y medios del Servicio Penitenciario Federal.

En este caso resulta inhumano la prohibición actual, tan solo por razones humanitarias –propias de cualquier país occidental- debe autorizarse esa visita en las mismas condiciones que se desarrollaba la visita domiciliaria.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre




MILITARES PRESOS


El capitán de navío (R) Raúl Scheller, preso en el penal de Marcos Paz, tiene, lamentablemente, a su esposa internada, muy grave, con una enfermedad terminal. Como ella está en el Hospital Naval, le niegan a su marido la posibilidad de trasladarlo para verla. Esta situación creo que ya supera cualquier límite de tolerancia hacia las autoridades que han dispuesto esta medida.


¿Hasta cuándo se va a seguir aceptando este tipo de actitudes hacia los militares presos?

Enriqueta González L. de Loyudice
DNI 10.795.756

NOTA: Las imágenes y negritas no corresponden a la nota original.