miércoles, 9 de octubre de 2013

A MI PADRE LO DEJARON MORIR


Soy hija de la víctima N° 220. Mi padre murió hace una semana a raíz de su debilitamiento total después de dos operaciones de un hematoma subdural, igual que el de la presidenta. Por ser militar no se lo atendió.


Se avisó a todos, jueces, fiscales, abogados, ministros etc. sobre la situación tan delicada de salud de mi padre, preso injustamente por "derechos humanos". Derechos que a mi padre le denegaron, que lo abandonaran, que no escucharon. Hoy la presidenta se opera en la Fundación Favaloro. No lo entiendo. No es ella quien dice que los Hospitales públicos son geniales. Que están equipados! Porque no demuestra de una vez por  todas que es la presidenta de los pobres y se atiende donde todos nos atendemos. Es hora que deje sus joyas y sus carteras y muestre a este pueblo que realmente es lo que es.


Bueno, quizás con esto la señora presidenta deje de ser tan ella y se dé cuenta que todos nos vamos igual. ¡Sin nada! ¡Sin las carteras! ¡Sin la bóveda! Soy la hija de un honorable hombre del Ejército Argentino. ¡Victima 220!

Eugenia de la Torre Lastra[1]




[1] Hija del Señor Teniente Coronel (R) José Javier de la TORRE ( Promoción 95 - Caballería - CMN ), fallecido el 2 de octubre de 2013 en prisión.