domingo, 10 de noviembre de 2013

La última reflexión del general - Cuento

El guardia cárcel me llevó a través de innumerables pasillos enrejados, al final, en una estrecha celda se hallaba preso el general que había vencido al terrorismo que pretendió asolar a  su patria.


Está condenado a cadena perpetua, su conducción de la guerra contra el terrorismo había sido la clave para vencer a un cruel y violento enemigo.

- Buen día general, ¿cómo se encuentra?
- Bien hijo, prestando un servicio más a mi patria.
- ¿Cómo es ese servicio?
- Cumplir la condena hasta que me llegue la muerte, soy   anciano y no viviré mucho tiempo más.
- General, usted ganó la guerra… ¿por qué fue condenado?
- En la necesidad de terminar con el terrorismo, cometí un grave error, copié sus métodos de  combate. La paradoja es que los vencí, pero a mí y a mi ejército nos juzgaron por crímenes contra la humanidad, los terroristas sobrevivientes están libres y mis soldados presos conmigo.
- ¿General tiene alguna reflexión final para su Nación?
- Sí hijo, pedir perdón a quienes lastimé y decirles a los políticos, si consideran que al enemigo no se lo puede aniquilar para salvar a la patria, que no envíen a los soldados, que se hagan cargo ellos. "Cuando la patria está en peligro, se recurre a Dios y al Soldado, pero cuando el peligro pasa, Dios es olvidado y el Soldado juzgado..."