miércoles, 25 de diciembre de 2013

JÓVENES Y ESPERANZA


Terminando el año, les pido a los jóvenes lectores  militantes políticos que no pierdan la esperanza. Es muy triste después de años de entrega pensando que servían al pueblo y a la justicia, darse cuenta que han malgastado horas para consolidar el latrocinio organizado e impune de verdaderos gánsteres que los han engañado y usado sin escrúpulos.


Alguno de mis jóvenes amigos sufrió una pesadilla  en la que un "Papa Noel" que se  reía a carcajadas, tenía el rostro de un multimillonario latifundista sureño que se cree  acosado por el periodismo independiente...


No te extrañes de que aún haya ciegos que no quieren ver: el fanatismo o el aprovechamiento personal  los ha cegado para la realidad más evidente; ocurrió con las juventudes hitlerianas o stalinistas, y seguirá ocurriendo.


Siempre se es dueño de las propias decisiones. No pierdan la esperanza, y recomiencen  aprovechando la experiencia amarga que les tocó vivir.

¡Feliz Navidad!

Santiago Floresa