viernes, 14 de febrero de 2014

ASUMIÓ WADO DE PEDRO EN EL CONCEJO DE LA MAGISTRATURA...

RAMOS GENERALES
Periodismo en Libertad + La humilde pretensión de un toque literario... de Horacio Palma

jueves, 13 de febrero de 2014


Mire la foto, no es la Amia ni la Embajada de Israel, aunque las imágenes se le parezcan. Así quedó el edificio donde vivía la familia Lambruschini... y muchas familias más. A los "jóvenes idealistas" no les preocupaban las víctimas civiles; todo era por "la causa"...




Un 1ro. de agosto de 1.978, la madre del Dr. Wado de Pedro, uno de los jefes de La Cámpora, junto a su pareja, asesinaban a Paula Lambruschini de 15 años.

La madre de Wado De Pedro, Lucila Révora y su pareja, fueron abatidos en un enfrentamiento con personal de de la Superintendencia de Seguridad Federal, el hecho ocurrió en la calle Belén 355 de la Capital Federal.

De este hecho cabe destacar la muerte del Oficial Principal Federico Covino y las circunstancias de la misma, Covino fue asesinado por la madre de De Pedro cuando este la protegía cubriéndola con su cuerpo, dado que la terrorista estaba embarazada, el Principal Covino estaba herido en su pecho por un disparo recibido, por el cual se desangraba y estaba casi inconsciente, la madre de De Pedro le arrebata el arma a Covino y lo ejecuta de un disparo en la cabeza.

 La foto en la asunción del Dr. Wado de Pedro, 
hijo de Lucila Revora, no es casual


El diario Clarín, en su edición del 2 de agosto de 1978, relató: Fueron inhumados ayer, en el cementerio de la Chacarita, los restos de Paula Lambruschini, la joven hija de sólo 15 años de edad, del jefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante Armando Lambruschini, muerta en el atentado cometido en la madrugada de la víspera contra su domicilio, con una bomba de extraordinario poder destructor. En el hecho, uno de los más grandes de ese tipo que se tenga memoria en el país, también resultaron muertas una anciana y otra persona no identificada todavía, mientras que sufrieron heridas de distinta consideración, diez de los ocupantes de los dos edificios que fueron los más afectados por el poderoso estallido. La violencia de la explosión causó daños de tal magnitud, que una de esas dos fincas, ambas son de varios pisos, deberá ser demolida. Pero otras construcciones situadas tanto a uno como a otro lado de la calle en que se levantan esos edificios, sufrieron igualmente los efectos directos del estallido, mientras que la onda expansiva provocó la rotura de vidrios en un amplio sector. Numerosos automotores estacionados en las cercanías resultaron también destruidos o seriamente dañados. La impresionante deflagración, escuchada en un amplio radio, se produjo a la 01:35 de ayer en la finca de nueve pisos de Pacheco de Melo 1937, situado en el Barrio Norte, que se levanta al lado de la que habita el vicealmirante Lambruschini con su familia. El poderoso artefacto, al parecer, fue colocado a la altura del techo de un departamento del segundo piso del primero de esos edificios, en el sector medianero, que colinda con la finca de Pacheco de Melo 1963, en cuyo tercer piso habita el alto jefe naval. El dormitorio de Paula Lambruschini, sorprendida cuando descansaba, se encuentra justamente en el sector medianero, por lo que sufrió los mayores efectos de la tremenda explosión. El departamento en que se había colocado la bomba es el señalado con la letra "A" del segundo piso de Pacheco de Melo 1957 y, según declaró su propietaria Alejandrina Passo de Gil, se encuentra desocupado desde fines de junio último, época en que lo abandonó su inquilino, quien trabaja en lugares de diversión nocturna. Desde esa fecha -afirmó la dueña del departamento- vinieron a verme, tres veces, jóvenes que presentaron credenciales de supuestos integrantes de la División Toxicomanía de la Policía Federal, quienes dijeron que intentaban investigar la posible tenencia de drogas del último inquilino. Agregó que la última visita la ejecutaron anteayer, "dos jóvenes, de aproximadamente treinta años, muy bien vestidos, los que traían tres pequeños tubos, uno de color marrón, otro rojo y otro transparente, con los que dijeron efectuarían las investigaciones" Los dos supuestos agentes -prosiguió- trabajaron desde las 17 hasta las 21, solos en el departamento, ya que yo tuve que salir a hacer diligencias. Cuando regreso a las 21, aún no habían concluido con el trabajo, por lo que me solicitaron nuevamente autorización para continuar. Prosiguió diciendo la señora Passo de Gil que se volvió a ausentar del departamento hasta pasada la una de la madrugada de ayer. Cuando llegó se dirigió directamente al departamento "B" del primer piso de la misma finca, sin pasar por el 2° "A", es decir, el desocupado que aparentemente se investigaba. Alrededor de veinte minutos después de llegar -expresó- se sintió la terrible explosión. Parecía que el mundo se venía abajo. Creo que nos salvamos de milagro, finalizó. Además de la joven Paula Lambruschini, también murió la señora Marfot O'Barrio de Vila, de 82 años, esposa de un médico con quien, al parecer, ocupaba uno de los departamentos del primer piso de Pacheco de Melo 1957. Su cadáver recién fue rescatado anoche. Los diez heridos fueron atendidos en los hospitales Fernández, Rivadavia y San Martín, donde se informó que fueron retirados una vez que se les proporcionó las primeras curaciones.


NOTA: El vídeo no es el original de la nota, lo cambiamos por este más actualizado.