sábado, 15 de febrero de 2014

CARTA DE PRESOS POLÍTICOS A LA SENADORA ELISA CARRIÓ


Sra.
Diputada Nacional
Dra. Elisa María Avelina Carrió.

De nuestra consideración:

Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. en función de su rica, extensa y dilatada trayectoria en el escenario político del país, especialmente durante los últimos 20/25 años. Impulsora de innumerables proyectos de ley entre los que se destaca la “Nulidad de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final”.

Precisamente el tema que nos ocupa es justamente ésta ley de NULIDAD, la cual le abrió la puerta a este gobierno y especialmente a la CSJN (o injusticia) para que desmantelara el Estado de Derecho, cuya garantía principal es el “Principio de Legalidad” (“…NINGÚN HABITANTE PUEDE SER JUZGADO SIN JUICIO PREVIO FUNDADO EN LEY ANTERIOR AL HECHO DEL PROCESO… entre otros aspectos).

En contra partida, tanto el gobierno como la CSJN montaron un sistema judicial exclusivamente para CONDENAR, NO PARA JUZGAR a personas mayores de 60; 70; 80 años y más. Personas que hace 40 años atrás también éramos jóvenes que nos gustaba la democracia y que además abrazamos con amor la carrera de las armas para defender la Patria. Es bueno destacar en este punto que este “Estado que hoy nos juzga es el mismo, que nos preparó, instruyó y nos mantuvo bajo un sistema jurídico que hoy no existe” (eliminación del Código de Justicia Militar entre otros).

Hoy a 40 años, ya viejos, somos peligrosos para la sociedad y el Orden Público, por ello se nos encierra a cuenta de una sentencia condenatoria para resocializarnos, pero no es un contrasentido ello, habida cuenta que desde la fecha en que se nos enrostra, formamos una familia, nos desarrollamos en nuestras funciones, integramos una sociedad y siempre velamos por nuestros valores transcendentes. Tanto es el peligro que representamos que se nos impide llegar a juicio en nuestros domicilios?

O es que debe suponerse que con el encarcelamiento y dada nuestra edad, enfermedades y dolencias propias, se busca una solución biológica con nuestra muerte?

Esta ley de “nulidad”, también le permitió y/o mejor dicho, le dio una herramienta fundamental al gobierno y la Corte de Justicia, para que desarrollaran esto que denominan “Política de Derechos Humanos”.

Derechos Humanos para el período comprendido dentro de los años 1976/1983, dado que las violaciones actuales NO IMPORTAN.

Decimos esto porque por ejemplo:

  • El Presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti dijo al inaugurar el año judicial 2011 “… NO HABRÁ MARCHA ATRÁS EN LOS JUICIOS DE DDHH, PROCURO DESTACAR QUE EL AVANCE DE ESTAS CAUSAS, NO SOLO ES RESULTADO DE UNA DECISIÓN POLÍTICA, SINO EL INVOLUCRAMIENTO DE TODOS LOS PODERES DEL ESTADO Y EN ESPECIAL DEL PODER JUDICIAL, CREAMOS UNA COMISIÓN DE INTERPODERES Y PUDIMOS LLEVA UNA POLÍTICA DE ESTADO” (La Nación, 22 de febrero 2011) (pregunta…y la independencia de la Justicia?)
Esto solo ya nos coloca en la condición de presos políticos, dado que esta decisión es y ha sido repetida y ratificador innumerables funcionarios del actual gobierno y también por dirigentes políticos de otros partidos. Acá cabe recordar una frase de un filósofo nazi que expresó “… un juicio político es aquel que no se busca establecer la culpabilidad o la inocencia, sino individualizar al enemigo”.

  • Se viola el art. 18 de la CN, se hace una interpretación sesgada de los Tratados Internacionales, especialmente el Tratado de Roma y mediante estas interpretaciones caprichosas, se juzga sólo a los integrantes de las FFAA, FFSS y algunos ex jueces y no a los integrantes de las bandas de delincuentes terroristas, las cuales estaban debidamente organizadas, instruidas y apoyadas por países como Cuba y la ex URSS, que sus integrantes ostentaban grados y jerarquías militares que cometieron todo tipo de actos terroristas criminales, asesinando a civiles inocentes, niños, gremialistas, jueces, industriales, diplomáticos, ciudadanos extranjeros, secuestraban, torturaban, detenían y encerraban en “cárceles del pueblo”, que atacaban pueblos, cuarteles y mataban a oficiales, suboficiales y soldados de la Patria para tomar el poder. Esto, en su verdadera dimensión, a Ud. le consta por haber sido contemporánea.
Es decir, que cometieron Delitos de Lesa Humanidad, tal lo definen los Tratados Internaciones. (Moreno Ocampo- La Nación) al respecto podemos destacar las declaraciones del Dr Luis Moreno Ocampo, conocido penalista argentino que a la fecha de hacerlas se desempeñaba como Fiscal del Tribunal Penal Internacional con sede en LA HAYA. Para quien no hay duda alguna que en los 70 vivimos un conflicto armado interno. "También destacó que la Resolución 158/07 del Procurador General de la Nación, no permite a nuestros Fiscales investigar los delitos de Lesa Humanidad cometidos por guerrilla en Argentina y esa directiva constituye una violación flagrante de la obligación internacional que tiene el Estado Argentina de haberlo…” (artículo La Nación 06 de septiembre de 2010).

Pero esto no se juzga, ello está PRESCRIPTO para los integrantes de los BBDDTT, pero NO ESTÁ PRESCRIPTO PARA FFAA y FFSS.

También es interesante recordar que estas bandas atacaron las Instituciones de la República durante un gobierno no solo legítimamente elegido, democrático y constitucional, sino que era por sobre todo “Popular” y que conducía Juan Domingo Perón y luego su señora Isabel Martínez de Perón.

  • PORQUE: En la actualidad las condiciones en las cárceles son deplorables, insalubres, y no están preparadas para brindar una adecuada atención sanitaria y menos a gerontes.
  • PORQUE: Hoy se niega arbitrariamente las prisiones domiciliarias a mayores de setenta años.
  • PORQUE: Se ha creado un doble estándar de justicia, es decir que NO HAY IGUALDAD ANTE LA LEY (caso Milani) y otros.
Pero todo esto no importa, esto es POLITICA DE ESTADO. Esto es Verdad y Justicia. Esto lo dispuso el Honorable Congreso de la Nación Argentina.

Dicho esto, surge un interrogante: ¿Esto es lo que pretendían los legisladores al momento de anular aquellas leyes e indultos, los cuales con todos los defectos solo se buscaba el cicatrizar heridas del pasado, como lo han hecho y hacen las sociedades serias y organizadas?

Cuando el mundo, la humanidad nos da lentos pero constantes ejemplos de reconciliación, concordia, tolerancia, convivencia en la diversidad, para lo cual podemos citar algunos casos donde la Violación a los DDHH y donde la vida no tenían valor, como la ex URSS, ex Yugoslavia. España y ETA, Colombia y las FARC; tenemos más recientemente ejemplo del fallecido líder NELSON MANDELA y su Sudáfrica, con los múltiples conflictos trivales, raciales y religiosos, no obstante tuvo la grandeza de conducir a los sudafricanos por el camino de la MISERICORDIA, la CONCORDIA y la PAZ. Otro ejemplo muy conocido , lo constituye la II Guerra Mundial, donde los líderes de la Alianza aprobaron para los prisioneros de guerra su libertad condicional, de modo tan para Enero de 1955, o sea 10 años después de finalizada la contienda. EEUU había liberado el 82% de sus prisioneros, los británicos al 67% y los franceses al 75%. Todos por razones de “clemencia” y en busca de una rápida reconciliación con Alemania, peses a las atrocidades sin precedente que se habían cometido.

Señora Senadora, valga traer la siguiente reflexión “la reconciliación avanzó y la armonía creció hasta transformarse en países líder de Europa”.

Así entonces, los grandes hombres de la historia, en forma señera nos dicen con sus actos transcendentales que el “Rencor y la Venganza” no conducen a nada, más, nos alejan de la clemencia. Entonces sin duda debemos aprender que el común denominador fue siempre la RECONCILIACIÓN como único camino de superar las diferencias e inquietudes de los hombres de una misma sociedad.

Mientras tanto, la Argentina, su sociedad, sus dirigentes, continúan empecinados en dar ejemplos de cómo se vive del pasado y como transmitirle a las generaciones futuras “mochilas cargadas de revancha, venganza y odio”, todo ello encubierto en una falsa, deshilachada y distorsionada “democracia”.

Nos resistimos a pensar que este haya sido “su sueño” y menos aún que lo siga siendo, al impulsar y anular los indultos y leyes que iban en el camino del perdón, y no del olvido y la impunidad, cual fue Vuestra interpretación sesgada, pues con defectos, aquellos instrumentos buscaban el camino de la reconciliación.

Pero intereses y ambiciones personales con el afán de construir un poder político totalitario llevó a que hoy, de otra manera, disfrazada de “justicia”, se Estén Violando Nuevamente los DDHH, no solo de los que estamos detenidos, sino de los miles de amigos y seres queridos que al igual que nosotros se encuentran privados y ven violados sus derechos y libertad.

Luego, no irán por UD. también?

Nos resistimos a pensar que esa es la “Política de Estado” que Ud. quiere para la Argentina en una materia de DDHH y Justicia.

Por último, le comentamos que hace 15 meses que estamos detenidos ilegalmente por un juez subrogante, mal nombrado (además de no ser juez), sin pruebas, por el solo hecho de haber pertenecido al Ejército, haber estado destinado en una Unidad de Inteligencia y poseer la especialidad de Inteligencia. Llegar al extremo de que al ser consultado dicho juez que quien nos acusaba, contestó: “a Ud. no lo acusa nadie, pero Ud. estuvo en San Rafael!" (¡!) .

Sra. Diputada, tanto los seres humanos como las sociedades fracasan y se equivocan, ello forma parte de la vida. Justamente las sociedades crecen y fortifican en sus valores cuando advierten el error y lo corrigen, ¿no será hoy el momento de corregir y transitar el camino de la reconciliación? ¿No es esta la oportunidad para que así como ayer se votó por anular leyes, hoy deba votarse una para cerrar definitivamente las diferencias entre los argentinos y cumplir así el precepto de asegurar la paz interior como fin supremo?

En este sentido la doctrina constitucional histórica argentina en general, siempre enalteció estos actos de magnanimidad y por ello la jurisprudencia de la Corte Suprema de nuestro país a avalado el carácter amplio generoso de las distintas leyes de amnistía que se han dictado por prácticamente todos los gobiernos. Sin ello no habrá espacio para solucionar los problemas que tiene Argentina. Este es el verdadero problema de los argentinos, los otros son pequeños y mezquinos que solucionarán a partir de la armonía de la sociedad. Por eso hoy reclamamos de su valentía y compromiso para impulsar esta iniciativa, sabemos de si estoica posición en relación a las injusticias que tanto en el ámbito de los DDHH, como en otros, Ud. valientemente denuncia ante la justicia y ante lo responsables del pueblo todo. Al respecto es válido rescatar como antecedente el proyecto del Diputado Jorge R. Vanossi “Ley de Amnistía general para consolidar la paz- sep 2004”.

Sin otro particular saludamos a Ud. con nuestra mayor consideración.

San Felipe, 10 de enero de 2014

Juan Giovarruscio                                             
Carlos Rico
José Escobar                                           
Cecilio Martínez