domingo, 9 de febrero de 2014

¿OTRA MUERTE ANUNCIADA?... LA PRECARIA SALUD DEL CAPITÁN SCHELLER

Estimados Amigos:

Los jueces, los ministros de Defensa, Justicia y Derechos Humanos, el Servicio Penitenciario Federal y la presidente ¿de todos los argentinos? Tienen en sus manos la vida del señor Capitán de Navío Don Raúl Scheller… está en ellos no dejarlo morir. De suceder esa tragedia, ya anunciada desde hace mucho tiempo, serán los únicos responsables.

Abajo les dejamos una carta, recibida esta tarde, de su hija Érica en la que describe la precariedad con la que es atendida la salud de su padre detenido en la Unidad Penal de Ezeiza, cuyo hospital no tiene la capacidad necesaria. URGENTE debe ser trasladado al Hospital Naval como le corresponde… es hora de poner fin al odio y la venganza, razones humanitarias imponen atender debidamente la salud del Capitán Scheller. El martes iremos al penal a verificar su estado… esperamos poder visitarlo.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre


En verdad estoy muy preocupada, la situación de salud de mi padre no está nada bien, su estado anímico ya no es el mismo, porque ya está abatido, no tiene fuerzas en su cuerpo ya que no le están realizando ningún tipo de examen médico, cada vez son más las cosas que en su organismo están deteriorándose, cuando él podía controlarse su presión y su glucosa hasta ahí marchaba todo bien, pero desde que se le desencadeno el problema cardíaco, más el bajo peso que ya tiene lo fue debilitando cada vez más, su voz se está perdiendo y su cuerpo se está desintegrando, mientras el sistema Judicial se toma su tiempo, mientras la misma OBRA SOCIAL que él sigue pagando DIBA, se toma su tiempo para atender de manera inmediata a su afiliado y asistirlo sea donde se encuentre, mientras la ARMADA ARGENTINA se toma su tiempo para defender a sus OFICIALES, mi padre está muriéndose, agonizando día a día. El otro día debían anticoagularlo, lo llevaron a un hospital totalmente precario en horas de la mañana, sacándolo sin fuerzas de su celda, para luego tener que regresar porque los médicos de ese HOSPITAL estaban en PARO, es así como funciona todo... llevan los huesos de una persona de aquí para allá, sin importarles en absoluto si se muere en ese traslado...

Por ello mientras que todos seguimos mirando para otro lado, total el que padece es otro... le pedimos a este SEÑOR que sea FUERTE porque es un VALIENTE y es un LUCHADOR... cuantas palabras decimos a diario para referirnos a todos ellos, pero en verdad no tenemos noción de lo poco que hemos hecho por ellos...


Sigamos protestando contra este modelo, sigamos escribiendo entre nosotros mismos y sigamos creyendo que lo que hacemos es suficiente, pero no digan luego Q.D.E.P. PORQUE ESO MISMO LO VENGO VIENDO HACE MAS DE 10 AÑOS. Y mientras tanto seguimos poniendo cruces.


Érica Scheller