sábado, 15 de marzo de 2014

¿PEDIR PERDÓN POR HABER DEFENDIDO A LA PATRIA?


Trayendo a colación el artículo publicado el día 9 de marzo de 2014  de la Dra. Andrea Palomas Alarcón, desde la aparición del “arrepentido” ex montonero Héctor Leis en Brasil y su gestora política, Sra. Graciela Fernández  Meijide en la Argentina, corre la versión, cada vez con más fuerza, que a través de un grupo de familiares de Presos Políticos, dispuestos a conseguir la libertad de sus seres queridos “a cualquier precio”, se estarían reuniendo y confabulando para lograr convencer a los que están prisioneros de “pedir perdón” por los supuestos delitos cometidos y que uno o varios de ellos, en nombre de todos los presos políticos confiesen haber cometido “crímenes de lesa humanidad”, al mejor estilo del general Balza en el programa de Bernardo Neustadt (Tiempo Nuevo – Abril de 1994). Confesión, entrega de información y “pedido de perdón” a cambio de “promesas” de  libertad y conmutación de penas. El precio sería no autocalificarse como “Presos Políticos” y admitir que son genocidas, quedando latente la “promesa” de libertad, negociándola con el poder de turno. Cuidado con la trampa. Nunca se pida perdón por haber luchado defendiendo a la Patria de agentes externos e internos que pretendían la toma del poder a través de las armas. Nunca, en ningún país del mundo, pidieron perdón los ganadores que, habiendo cometido errores y desaciertos propios de una guerra, tampoco jamás fueron condenados a sufrir al escarnio, la pérdida de la libertad y el relato desvergonzado de quienes van por todo para terminar con los sagrados valores de la Nación.  Si alguno se siente genocida, que se anime y lo haga a título personal, pero que no se arrogue semejante yerro arrastrando a todos sus camaradas al desprecio de toda la sociedad.

Adrián Canteros

DNI: 22.631.951