lunes, 17 de marzo de 2014

PROBAR PARA CONDENAR


En nombre de cientos de militares presos en cárceles de todo el país, les pido señores jueces que obren con dignidad y equidad, lejos de todo voluntarismo ideológico. Gracias a estos oficiales, soldados de la Patria, hoy gozamos de la libertad. ¿Cuántos de ustedes darían su vida por la patria? Ellos con convicción y honor nos libraron de las garras del comunismo. Pero de eso nos olvidamos. Están siendo perseguidos, juzgados injusta y arbitrariamente, sin aporte de pruebas fehacientes, por tribunales viciados, tendenciosos, en el banquillo de un circo armado bajo el lema de los derechos humanos. Sin respetar los tratados internacionales, yendo en contra del debido proceso, careciendo de garantías y siendo culpables de antemano. "Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario", así debería ser. Pero en los juicios por "delitos de lesa humanidad", sólo se busca condenar, levantando la bandera de la "memoria".

Somos presos políticos las familias que soportamos con esperanza y valor que la Justicia empiece a actuar, que nuestros jueces obren con ética y moral, que prevalezca en ellos su juramento ante Dios a pesar de las presiones políticas. Robert Jackson, un brillante fiscal del juicio de Nuremberg, dijo: "...los tribunales que son organizados sólo para condenar, van a ser juzgados el día de mañana por prevaricato..."

Señores jueces, somos hijos, nietos, esposas que apelamos a su recta intención y su hombría de bien. Sepan que nuestros ojos están puestos en ustedes y también en sus manos está nuestro futuro y progreso.

Isabel lazarte
DNI 31.443.124