domingo, 23 de marzo de 2014

SEGUIRÉ LUCHANDO HASTA EL ÚLTIMO DÍA DE MI VIDA PARA QUE ESTA INJUSTICIA SE REVIERTA

Un día como hoy, hace exactamente un año, mi padre, Juan Antonio Garibotte, fue encarcelado como preso político de este perverso sistema.


Nunca en la vida voy a olvidar ese nefasto día, cuando un juez dijo PERPETUA.

¿Perpetua por qué? Por no haber hecho absolutamente nada. Un preso político más adentro en esta cacería de brujas.

Desde aquel día, todo fue una experiencia de vida para mi familia. Hemos padecido y hemos visto cosas que en la vida no nos hubiésemos imaginado, pero que sabemos afrontar por la formación moral y ética que poseemos.

Pero también la vida nos permitió que siguiéramos sintiéndonos orgullosos de él. Un hombre íntegro, con dignidad, que día a día nos demuestra su valor y entereza, obviamente depresivo y angustiado, pero él, transparente como siempre, solidario, UN EJEMPLO DE VIDA.

Desde aquel día colaboró continuamente con las personas que como él están presas por lesa humanidad, pero también con otros presos que por espantosas circunstancias de la vida se encuentran allí dentro.

Horacio Cunietti es una gran figura del andinismo

Siguió investigando, en esta ocasión está averiguando si los Incas fueron los primeros en subir al Aconcagua. Desde allí dentro solicitó a Horacio Cunietti, quien subió sesenta veces al Aconcagua y una vez al Everest, que subiera para ayudarle con su investigación, que por el mal tiempo no se pudo concretar.

También, está escribiendo poesías y cuentos, con uno de ellos fue premiado en el Concurso "Nuestras Huellas", que anualmente realiza la Escuela Emilia H. de Toro y continua con su libro sobre la Historia y Geografía de Tupungato.

Preparó, junto a otros internos, a un preso para el ingreso a la Facultad de Abogacía. De 1500 ingresaron 100, entre ellos, Manuel.


Todos los días de mi vida voy a agradecer a los penitenciarios de Complejo San Felipe por cuidar a mi papá y a los demás internos del módulo que en forma permanente se encuentran pendientes del tata. (Como le dicen allí adentro a mi papá por ser el más viejo – 81 años)

Todas las noches me acuesto pensando que van a llamarnos para avisarnos que lo traen, todas las mañanas me levanto con la misma ilusión.

Nunca voy a dejar de agradecer a la infinidad de personas que de una u otra forma lo recuerdan, le mandan saludos y muestras de cariño.

Quiero agradecer de manera muy sentida y especial a mis hijos, hijas y fundamentalmente a sus novios, que en forma permanente colaboran y brindan apoyo, no solo a ellas, sino a mí también. Si supieran lo importantes que son en nuestras vidas...

Y quiero dejar un párrafo especial para Rosa y Héctor, dos personas maravillosas que me ayudan día a día en este vía crucis, en esta tortura, cuidando y ayudando no solo a mi mamá, sino a la casa, la finca, los perros, en fin, todo.

Gracias a mis compañeras de trabajo por la contención y cariño que me demuestran todos y cada uno de los días, a los alumnos y a sus padres que en forma constante me dan muestras de afecto.


Aquí seguiré esperando que el Señor ilumine al juez para que éste tome la decisión justa de enviar a mi padre a su casa.

Seguiré luchando hasta el último día de mi vida para que esta injusticia se revierta.

Necesitamos a mi papá con nosotros, para disfrutarlo los últimos años de su vida. Tiene 81 años, el tiempo corre, y queremos que vuelva con su Elsita, sus hijos, nietos, su huerta, sus perros, su casa... su vida.

Todos los que verdaderamente conocen a mi padre, saben la injusticia que se ha cometido, pero si supieran cuántos están en las mismas condiciones.


Dios no permita que continúe esta tortura. Han mandado varias cartas a su Santidad Papa Francisco, a diferentes Cortes Internacionales, esperamos que alguien interceda.

No puede ser que cuatro gatos locos tengan más poder que una inmensa masa de la sociedad que repudia todo esto, que por miedo no hablan y tratan de no quedar pegados.

Un gran cariño a todos. Gracias por todo el apoyo.

Un saludo y abrazo fraterno para todos los familiares de presos políticos de Mendoza y de todo el país que están pasando por este dolor.

Sandra Garibotte

NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.