domingo, 27 de abril de 2014

CRÍTICA DEL DOCUMENTAL “LOS VALIENTES DE FORMOSA”


“Los valientes de Formosa”, documental dirigido por Sandro Rojas Filártiga, (que dirigió anteriormente “Malvinas… aún esperan” y “El honor y la Gloria” documentales referidos a la guerra de Malvinas) pone en la pantalla un hecho de la historia reciente argentina que, como tantos otros, permanece oculto a la gran mayoría de la opinión pública.

El 5 de Octubre de 1975, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, el Regimiento de Infantería de Monte 29 ubicado en la provincia de Formosa fue atacado por la Organización Montoneros. La quietud de la tarde de domingo en el cuartel formoseño se vio interrumpida por la entrada  a sangre y fuego de los atacantes. Los soldados conscriptos enfrentaron el asalto con un valor digno de ser reconocido y recordado, sin considerar siquiera la rendición, que hubiera significado entregar las armas y la plaza al enemigo de un gobierno constitucional.

Cayeron durante el ataque diez conscriptos, un suboficial, un oficial y un agente de policía de la provincia de Formosa. Muchos de los sobrevivientes resultaron heridos de gravedad y algunos de ellos presentan graves secuelas hasta el día de hoy.

Con acierto, Rojas Filártiga elige entrevistar y nos muestra en primeros planos a los protagonistas de aquella heroica defensa para conformar un relato que, poco a poco, lleva al espectador  a imaginar los hechos y la acción de aquel día. El director muestra el escenario -el RIM 29-  solitario y en un nostálgico blanco y negro invitándonos a recrear en él lo sucedido. Y así, sin que se escuche un solo tiro ni veamos un solo herido, sin que una sola gota de sangre ilustre la escena del combate ni la visualización de las consecuencias de las heridas de los relatores nos perturben, logra transmitir, a pura emoción, toda la valentía desplegada por aquellos jóvenes que pusieron el cuerpo y en algunos casos la vida por defender la bandera a la que habían jurado lealtad.

Los testimonios de los familiares de los ausentes destacan a través del dolor el predominio de los sentimientos de orgullo por el deber cumplido y a la nostalgia causada por el vacío se suman la dignidad y el honor de los caídos. Historias que ponen en evidencia que la nobleza es algo más que un arcaico reparto de títulos y que más bien se trata de vetas preciosas infiltradas  en cualquier estrato de la sociedad.

Cuenta el film con una oportuna introducción histórica que nos pone en antecedentes de la situación política del país y que ayuda a situar  los hechos en el contexto adecuado.

La música original de Ariel Sánchez acompaña con delicadeza la cinta subrayando distintos momentos sin tomar nunca el protagonismo.

En síntesis, “Los Valientes de Formosa” es un film valiente como sus protagonistas, que nos ofrece la oportunidad de acercarnos a un hecho poco conocido y menos reconocido todavía. Nos deja el plus de varias frases de sus protagonistas que nos inducirán sin duda a la reflexión. Pero dejaremos que cada espectador elija la que más le guste para destacar lo que más le conmueva y saque sus propias conclusiones.

Edurne Sarriegui