martes, 15 de abril de 2014

MÉDICOS

¿A Jorge Rafael Videla... lo dejaron morir?

Teniendo en cuenta la cantidad de presos llamados de "lesa humanidad", muchos de ellos ancianos y afectados de diversas enfermedades, y la cantidad de los mismos fallecidos en cautiverio (ya más de 200), cabe plantearse si la actuación de los profesionales médicos (forenses, de los servicios penitenciarios, e incluso de instituciones de salud pública o privada) ha cumplido con las normas del arte de curar en la atención de los mismos, y en el asesoramiento prestado a las autoridades correspondientes. En estos casos la mala práctica médica ocasionaría un daño mayor que el habitual, por ensañarse en personas privadas de su libertad -muchos de ellos sin sentencia desde hace años- y en un estado de especial vulnerabilidad. Los resultados creo que estarían a la vista. No dudo de que en un futuro no lejano muchos de ellos deberán responder sobre su desempeño actual ante la Justicia.


Santiago Floresa


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.