martes, 13 de mayo de 2014

PRESOS POLÍTICOS

Para lograr encarcelar a los presos políticos de la Argentina se han violado la Constitución, el Tratado de Roma, el Pacto de Costa Rica, el Código de Justicia Militar y el Código Penal Argentino. En muchos casos se ha violado el plazo máximo de prisión preventiva habiendo alcanzado hasta 14 años. No se respeta el Código Procesal Penal. Se incorporan testimonios sin el testigo presente, se admiten declaraciones de muertos. Se admite el testimonio de un solo testigo como suficiente para condenar a un acusado. Basta con que una persona lo acuse para condenar al imputado. Se admite como única prueba el testimonio de la víctima o el de familiares o amigos. Se restringen el tipo y la cantidad de preguntas que pueden hacer las defensas a los testigos. En reiteradas oportunidades se ha vuelto a procesar y condenar a inculpados que ya habían sido juzgados y absueltos con sentencia firme en la misma causa. Éstas son sólo algunas de las irregularidades de los juicios a los presos políticos argentinos. En marzo de 2009, Alberto Fernández dijo en un reportaje de Aliverti en Radio La Red: "Apenas asumimos, el primer tema con el que tuvimos que lidiar fue el de los militares. Todos nuestros asesores nos dijeron que era un tema cerrado: con el ejercicio de la voluntad política hicimos todo (lo que se conoce). Este mecanismo es el que hemos usado de ahí en adelante con todos los problemas que hemos encontrado".

Como ciudadano, denuncio a los jueces y fiscales obedientes que cometen estas violaciones a la legalidad, y también a aquellos que pudiendo detener esta injusticia cobardemente miran para otro lado. Argentinos: hoy son los militares, quizá mañana sean los periodistas, los políticos, los médicos, los ciclistas o vos.

Ricardo Alberto Mikulan
ramikulan@gmail.com

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/1689761-cartas-de-los-lectores