sábado, 12 de julio de 2014

UNA VEZ MÁS, DEMUESTRA NO TENER LOS “GÜEVOS SUFICIENTES


La controvertida votación de la cámara de diputados, aprobando que el símbolo de las Madres de Plaza de Mayo sea elevado a la categoría de “emblema nacional”, recibió una profundo rechazo  por gran parte de la sociedad que no compartió lo votado por sus representantes. Es inadmisible que un símbolo de la violencia terrorista, que aún hoy mantiene divida a la población argentina, sea incorporado como un “emblema” que nos represente e identifique a todos.


Blanco de muchísimas críticas fue el diputado nacional del PRO, Federico Pinedo, quién se defendió tratando de explicar lo inexplicable. Todas sus respuestas parecen calcadas una de otra, con papel carbónico. Flaco favor le hizo el diputado de referencia a su jefe, Mauricio Macri, que está haciendo un denodado esfuerzo por diferenciarse y presentarse como una alternativa al kirchnerismo… al continuar apoyando proyectos del oficialismo, demuestra que no tiene los “güevos” suficientes para lograr su objetivo.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre


LAS RESPUESTAS A TODAS LAS CARTAS SON IGUALES:


Sr. Diputado de la Nación, el que suscribe, Dr. Otilio Roque Romano, ex Camarista Federal de la Cámara Federal de Mendoza, actualmente preso político en el Penal de San Felipe Mendoza por participación primaria en delitos de lesa humanidad cuando en época de la dictadura me desempeñaba como Fiscal Federal de la provincia citada.

En ese periodo no sabíamos ni podíamos. Yo no hice ni más ni menos que los magistrados de aquella época, entre los que y están los que integraron la. Cámara Federal que juzgo a las Juntas Militares, Zaffaroni, etc. Pedí las penas correspondientes a los terroristas que me toco acusar, si había pruebas y si no, solicite las desvinculaciones que a sus procesos. Éramos amenazados por organizaciones de izquierda y de derecha. Rechacé las denuncias de las autoridades militares en casos emblemáticos, por ejemplo solicite el sobreseimiento de los ex interventores federales de Mendoza, Rodríguez y Caffiero, del ex vice gobernador Carlos Mendoza, y hasta del político más importante de la época Dr. Ricardo Balbín. Publique artículo contrario a la ley de auto amnistía, etc.

Pero bastó que fallara en contra de la ley de medios audiovisuales para que se me fabricaran casi cien causas porque suponen por arte de birlibirloque que yo sabía lo que nadie sabía, y que era cómplice de la dictadura. Ahí comenzó un calvario de persecución, con escarnio público por los medios afines y los demás que tienen periodistas pagos por las organizaciones de DDHH. No se me paga ni una jubilación de ama de casa, Mi segunda mujer, (soy viudo de la primera) profesora universitaria ha tenido que salir a vender ropa para poder darle educación a mis hijos menores de 12 y 8 años de edad (9 y 5 respectivamente cuando se quedaron sin padre).

Asisto a un juicio oral, como todos los demás, tan arbitrario como todo el proceso penal, además con testigos preparados a los que no se puede preguntar por la defensa porque se los revictimiza, cuando todos ellos eran guerrilleros que actuaron para deponer el gobierno constitucional de Perón y el de su esposa. Esas víctimas a las que no pueden hacérseles preguntas, sin embargo dan conferencias de prensa en versiones muy ampliadas de las que prestaron inicialmente ante la Conadep y hasta filman películas, siendo ostensibles su mejora patrimonial.

Se ha establecido un sistema procesal perverso con inversión de la carga de la prueba, desequilibrio procesal ya que se permiten como querellantes al Estado Nacional, a las provincias, supuestamente los creadores del plan de exterminio, a organizaciones de DDHH no existente al momento de los hechos y se hacen megajuicios, que por su extensión atentan contra el derecho de defensa porque nadie puede pagar un abogado particular en el prolongado tiempo que insumen.

No se otorgan excarcelaciones habiéndose creado una jurisprudencia especial para denegarlas.

No se acuerdan las prisiones domiciliarias que por ley corresponden. Las cárceles parecen asilos de ancianos y para colmo muchos gravemente enfermos, Si Ud. lee rápidamente el fallo reciente de la ONU del Crio. Patti, se dará cuenta en el relato de los hechos la vergüenza de los actos de crueldad al que ha sido sometido por la propia justicia.


Las acusaciones son en la mayoría de los casos la continuación del famoso relato, se basan en sospechas y por ellas se condenan, con lo que se contradice la jurisprudencia de los fallos de la Corte Penal Internacional que requieren certeza. Ellos saben que no tenemos edad para llevarlos a esas instancias. Ya son hasta hoy 246 los muertos en cautiverio. Los mismos jueces han provocados algunas muertes por no seguir los pronósticos médicos (no dije diagnóstico, así son sencillamente homicidios). Las denuncias por ellos son rápidamente archivadas, porque el Ministerio Publico manejado por una fanática kirchnerista, se encarga de esa tarea, así como de mantener una férrea disciplina sobre todos los fiscales, quienes actúan asociadamente a los querellantes,

Cruces simbólicas por los Presos Políticos fallecidos, frente al Edificio Libertador

Campagnoli es un símbolo de un fiscal que por tratar de ser independiente quieren desplazarlo, pero el acuciante problema son todos los dominados por el sistema, que son la mayoría. Además gran cantidad son interinos, nombrados sin acuerdo constitucional, por lo que son sometidos a la "dirección" política de la Procuradora. En estos juicios actúan la mayoría de estos últimos, en clara infracción al Código Penal y con la aquiescencia de los jueces

Los juicios se anuncian con gran despliegue propagandístico y hasta con festival de rock incluidos, pagados con el languideciente erario público.

Sufro dos enfermedades crónicas y como otros tantos deberé permanecer en prisión con 71 años.

Todo esto que surgió de una decisión política seguida por una Corte a la que el gobierno no le respeta los fallos, y que si tuviese dignidad hubiese renunciado, se asoció a los demás poderes en una política graciana de división de la sociedad para lo cual tuvo que violar el principio de legalidad penal (art 18 de la CN) aceptado por el propio Estatuto de Roma que declaran aplicar. Se trata de un retraso a la. Civilización occidental rechazado por la Academia Nacional de Derecho.

El Congreso colaboró porque tienen miedo por la presión propagandística de asumir el control de los otros poderes y de quedar pegado, como inmediatamente se los denuncian, a un gobierno militar que dictatorial, es historia resucitada, solo para reeditar una épica que ahora no existe. Con esta estratagema los someten, y los entretienen, mientras destruyen las instituciones republicanas para su facciosa política de dominación y enriquecimiento personal.

La Corte Suprema es también obediente al sistema. Los únicos fallos en contra son los que tratan cuestiones que la pueden afectar, y algunos otros pocos por los que no se conmueven cuando como dije se lo incumplen. Lo único que tienen es marketing.


Pero de estos temas vinculados a los llamados juicios de lesa humanidad no se habla ni por la prensa, salvo la honrosa excepción en los medios importantes de La Nación, ni por los políticos.

Por tal motivo no me conmueven sus palabras que me cuentan sus tribulaciones como político de la oposición. Como vera, yo y los demás presos políticos, hemos sufrido mucho más, hemos perdido casi todo, y hasta podemos perder la vida por lo que le he narrado, pero nos queda algo más importante: LA DIGNIDAD.

No será la nuestra la que salve la Republica por la edad, pero será la dignidad de algunos que no se inclinen ante la omnipotencia o la atracción del poder de turno y tengan un espíritu de lucha y renunciamiento sanmartiniano para encauzar y engrandecer la Nación.

Espero que como Diputado no se sume a los “que de esto no se habla" y averigüe, estudie y compruebe si todo lo que le he dicho, pero no en lo personal, es cierto lo que está pasando con estos juicios que son una parodia y con esta justicia que es una vergüenza.

Su compromiso no es conmigo. Es con la Republica y la Historia

Saludo a Ud. con distinguida consideración.

Dr. Otilio Romano
Preso Político

El 10/07/2014 18:20, "Federico Pinedo" <fpinedo@diputados.gov.ar> escribió:

Comprendo las críticas a nuestra tarea de diputados, tarea desarrollada en un período ya muy largo de tensiones extremas. Muchas veces eso significa mucho peso y mucha soledad, porque las sociedades democráticas debieran desenvolverse dentro del respeto y no en el abuso y el maltrato sistémico. Sin duda que en estas condiciones muchas veces podemos errar, pero aun con ese riesgo debemos actuar en cada momento defendiendo la idea de nación y la Constitución.

Seguramente nos equivocamos muchas veces y cuando eso sucede no hay perdón ni vuelta. Por eso hemos tratado de priorizar lo principal y de minimizar los daños, especialmente los daños de largo plazo, aunque muchas veces eso nos generara mucho dolor y malestar. A lo mejor esto también es un error.

Aunque comprendo esa mirada, confieso que, como representante de la sociedad, me cuesta compartirla.

Llevamos muchos años de exigencias increíbles. Se nos han planteado situaciones que nunca creímos que se pudieran plantear: amenazas de expulsión de la Cámara por cuestionar al presidente; juicios penales del gobierno nacional por haber defendido las reservas del Banco Central de los argentinos; agravios en cadena nacional; ataques a la familia; espionajes clandestinos; insultos, amenazas, agresiones verbales, descalificaciones horrorosas, calumnias, bajezas; ruptura de reglas en el Congreso; quita de facultades constitucionales al Congreso; intentos de nombrar jueces adictos al poder o de apartar jueces de la ley; intentos de destitución de fiscales por cumplir con su deber. Nos hemos cansado haciendo denuncias penales, pedidos de investigación, defendiendo la libertad de prensa, rectificando falsedades referidas a índices de precios, índices de crecimiento, índices de pobreza, acusaciones delictivas fraguadas. ¡Y ahora, el intento de cambiar nada menos que los símbolos patrios, nuestra representación como nación!

De nuevo intentamos que eso no suceda para que nos sigan representando como nación solamente la bandera celeste y blanca, el Himno Nacional, el escudo y el lema de la unión y la libertad y la escarapela de Belgrano. Si nos equivocamos al privilegiar eso que es tan sagrado para nosotros, le pedimos perdón a nuestra Patria, que sabe que la defendimos a ella y que la seguiremos defendiendo con nuestras pocas luces y con lo mejor de nuestros corazones. Tal vez muchos de ustedes lo duden. Nosotros así lo sentimos.

Ahora trataremos que el Senado aclare cualquier tipo de confusión o duda al respecto.

Federico Pinedo
Diputado de la Nación
Presidente Interbloque Unión PRO


FUENTE: https://www.facebook.com/federicopinedo/posts/10152331547505326

NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.