domingo, 17 de agosto de 2014

COMO LES DUELE EL PENSAMIENTO DISTINTO


Cada vez que alguna persona u organización de cualquier tipo, piensa o se expresa distinto, el oficialismo se encarga de atacar, descalificar y desacreditar al ocasional ‘enemigo’… para ellos solo existe el pensamiento único. ¡El que se aparte es enemigo! Una vez más la Agencia Nacional de Noticias Télam cumple la consigna de desacreditar y atacar al no alineado con el pensamiento oficial, en este caso lo hace contra el FORO DE BUENOS AIRES POR LA JUSTICIA, LA CONCORDIA Y LA LIBERTAD.


El mencionado foro es promocionado, organizado y coordinado por la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, la ONG conformada por profesionales del derecho que se oponen a la deformación del estado de derecho y a las aberraciones jurídicas diseñadas para poder juzgar a los Soldados de la Patria. Su propuesta es la “Justicia y Concordia” y para ella trabajan incansablemente. Gracias Télam por la publicidad gratis, su nota ácida, cargada de odio, falacias y mentiras es la mejor publicidad… seguramente ayudará a una asistencia mayor de público, incluso de aquellos que piensen distinto. Los esperamos a todos los que deseen asistir, entrada libre y gratuita –solo sujeta a espacio-, Hotel Melía Buenos Aires los días 19 (14:30 a 20:00 horas) y 20 de agosto del año (10:00 a 13:30 y 15:30 a 19:30 horas) Ver actividades.

Hotel Melía Buenos Aires

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre



Se celebrará en Buenos Aires una convención de dinosaurios y apologetas del terrorismo de Estado

Memoria Verdad y Justicia - Télam

Abogados de represores de dictaduras de países de la región se reunirán el martes y miércoles próximos en la Capital Federal para coordinar una "acción enérgica y eficaz" y dejar constituido, junto a militares retirados, un "Foro de Buenos Aires" cuyo propósito no declarado es lograr impunidad para los crímenes de lesa humanidad. "Los países de la región están en riesgo de disolverse en el odio y la venganza, muchas veces promovidos desde sus propios poderes públicos", afirma en una declaración la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, conformada en la Argentina en 2010 y convocante de la reunión que se realizará en el céntrico Hotel Meliá Buenos Aires.

De la convocatoria y el programa de actividades se desprende que la idea es oponer el proyectado Foro de Buenos Aires por la Justicia, la Concordia y la Libertad al ya muy popular "Foro de San Pablo" -que agrupa a parte de la izquierda y centroizquierda latinoamericanas- y también a gobiernos democráticos, que son calificados como "regímenes de corte neopopulista".
   
También promueven esta reunión la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina que conduce Cecilia Pando, así como la Unión de Promociones, conformada por militares retirados para "defender a los presos políticos", como llaman a los represores que actuaron durante la dictadura y hoy se hallan imputados, procesados y entre rejas.

Entre los participantes argentinos se cuentan Alberto Rodríguez Varela, ministro de Justicia (y luego defensor) del dictador Jorge Rafael Videla, y Vicente Gonzalo Massot, director y propietario del diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, investigado por la justicia federal en relación con el secuestro y asesinato, en 1976, de dos obreros gráficos y delegados sindicales de esa empresa.
   
Integrada en gran parte por abogados de multinacionales y ex funcionarios de la última dictadura, la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, apenas constituida en 2010, pidió en carta pública a la Corte Suprema que se dejara de juzgar a los responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos durante el ciclo del terrorismo de Estado. En esa oportunidad, rechazó que militares o integrantes de fuerzas de seguridad imputados por crímenes imprescriptibles fueran juzgados por delitos "que no existían como tales al momento de los hechos".
   
Participarán también disertantes como el argentino Héctor Hernández y el peruano Sergio Tapia Tapia, ambos vinculados a la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (FASTA). FASTA es una organización confesional liderada por Aníbal Fosbery, quien colaboró con el ultraderechista José López Rega -fundador de la organización terrorista Triple A- y luego con jefes de la dictadura cívico-militar, entre 1976 y 1983 y que, en estos años, apoya a grupos creados para resistir el avance de los juicios por delitos de lesa humanidad.
   
En cuanto a los disertantes extranjeros, uno de ellos, el abogado chileno y capitán de navío (RE) Adolfo Paul Lattore escribió en 2012 un libelo en el que fustigó al presidente Sebastián Piñera por dejar pasar, siendo de derecha, una querella contra acusados de asesinar al líder del MIR Miguel Henríquez en 1974, durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Los organizadores confirmaron también la asistencia de jefes militares retirados como Elías Buchszer Cabriles y Rafael Montero Revette (Venezuela), José Carlos Araújo y Elmar Castiglioni (Uruguay), Rodrigo Quiñones (Colombia) y Luis Giampietri Rojas (Perú). Además, según se anunció, estarán presentes otros abogados de represores de la dictadura y políticos de ultraderecha, entre ellos el boliviano Víctor Hugo Velasco, director del Comité Pro Santa Cruz. Varios de los participantes suelen exhibirse también en actividades de UnoAmérica, entidad que respaldó los golpes en Paraguay y Honduras, financiada por la National Endowment for Democracy (NED), un fondo vinculado a la USAID y a la CIA estadounideses.
   
En representación de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia firman la convocatoria Mariano Gradin, secretario, y Alberto Solanet, presidente, además de hermano de Manuel Solanet, quien fue viceministro de Economía durante la dictadura, cuando el ministro era José Alfredo Martínez de Hoz. En cuanto a Gradin, en diciembre de 2009 acudió a la audiencia inicial del primer juicio por crímenes de lesa humanidad contra 14 miembros del Grupo de Tareas 3.3 de la ESMA, entre ellos Jorge Acosta y Alfredo Astiz. Cuando los acusados ingresaron esposados a la sala del Tribunal, Gradín se paró, levantó sus brazos y gritó "¡Tigre!", para saludar su amigo.



NOTA: Los destacados no corresponden a la nota original.