miércoles, 20 de agosto de 2014

DENUNCIAN TRATOS DESIGUALES EN LOS JUICIOS CONTRA MILITARES

Por Mariano De Vedia | LA NACION

Con el propósito de revertir el "quiebre de principios jurídicos elementales" y las desigualdades en los procesos en que se investigan crímenes de lesa humanidad durante la dictadura militar, comenzó ayer el Foro de Buenos Aires por la Justicia, la Concordia y la Libertad, que reunió a unas 250 personas, en su mayoría militares retirados, abogados y familiares de detenidos.

Solanet inauguró el encuentro; lo acompañan
Latorre, Palacios Hardy y Buchszer Cabriles. Foto: AAJC

El encuentro fue organizado por la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia en el hotel Meliá, de Retiro, en una convocatoria que tuvo alcance regional y que motivó una fuerte protesta de Quebracho, que se movilizó al lugar. Militantes de la agrupación se agolparon y se hicieron sentir durante veinte minutos, frente a las vallas colocadas a 50 metros de la sede del encuentro, en medio de un vistoso operativo de seguridad.

"Se ha predicado el odio y el resentimiento contra un solo sector de la contienda, como si la guerra se hubiera desatado sin que nada la hubiera provocado", planteó en el discurso de apertura el presidente de la asociación, el abogado Alberto Solanet, al advertir sobre los riesgos y consecuencias de una Justicia "sometida a un manipuleo ideológico y degradada gravemente por los avances de la corrupción política".

Solanet detalló que más de 1800 miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad fueron encarcelados, y que unos 260 murieron en paupérrimas condiciones de detención. "Se niegan excarcelaciones, libertades condicionales, salidas transitorias, detenciones domiciliarias y otros beneficios", advirtió.

El orador hizo extensiva esta situación a varios países de América latina -Venezuela, Chile y Bolivia, entre otros-, como resultado de "una visión asimétrica" compartida por los gobiernos de la región. Citó el caso del presidente de la Asociación Boliviana de Derechos Humanos, Víctor Hugo Velasco, a quien el gobierno de Evo Morales no le permitió viajar a Buenos Aires para participar del foro. Estuvieron presentes el ex jefe de la SIDE y escritor Juan Bautista Yofre, Cecilia Pando, militares retirados y delegados de instituciones de otros países.

VISIÓN GENERALIZADA

Gerardo Palacios Hardy, vicepresidente de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, leyó una carta de Jaime Smart, ex juez de la Cámara Federal en lo Penal, que dictó más de 2000 condenas y procesamientos hasta que el tribunal fue disuelto en 1973. Encarcelado en 2008, al ser acusado de delitos de lesa humanidad -el otro camarista, Jorge Vicente Quiroga, fue asesinado en 1974 en un ataque reivindicado por el ERP-, Smart denunció en su carta, enviada desde el penal de Marcos Paz, la "grosera tergiversación" de la historia.

"En la Argentina, sin pegar un solo tiro, han consumado la revolución más profunda y destructiva de la historia", resumió. Y transmitió su preocupación por un proyecto de ley del diputado kirchnerista Horacio Pietragalla, que propone "prohibir a los futuros presidentes que firmen indultos, amnistías o conmutaciones de penas a quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad".

En voz baja, uno de los presentes en el foro comentó: "Es prohibir el perdón. Y es admitir que la amnistía de 1973 fue un error". El proyecto no pudo ser tratado ayer en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados por falta de quórum.

Solanet valoró especialmente el voto en disidencia de la fallecida jueza de la Corte Carmen Argibay en la derogación del indulto a los jefes militares. "La cosa juzgada es la garantía de las personas de no ser procesadas dos veces por el mismo delito y este principio tiene preeminencia porque es el fundamento de la existencia misma del Poder Judicial."


Expositores de Chile, Venezuela, Uruguay, Perú y Colombia reflejaron escenarios similares. "Una vez recobrado el orden, los terroristas cobran y los militares van a presión", resumió el capitán de navío retirado chileno Adolfo Paúl Latorre. Y el contralmirante venezolano Elías Augusto Buchszer Cabriles, ex jefe de la Armada de su país, apuntó contra el Foro de San Pablo, que favoreció la consolidación del régimen chavista en Venezuela.


NOTA: Los destacados no corresponden a la nota original.