viernes, 17 de octubre de 2014

PREVARICATO


Recientemente (8-1-14) la Corte Penal Internacional  rechazó las acusaciones del Doctor Eduardo Sinforiano San Emeterio por delitos de lesa humanidad contra el General Balza, en razón de que las mismas se refieren a hechos posteriores a la entrada en vigor del Estatuto de Roma, el 1º de Julio de 2002.

Desde ya que la Justicia Argentina conoce el mismo elemental principio de la irretroactividad de la ley penal, no obstante lo cuál acometió el juzgamiento bajo la inaplicable figura de "delitos de lesa humanidad", con el agravante de hacerlo sólo para los integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad por hechos de la guerra revolucionaria de los  70, exceptuando en absoluto de toda responsabilidad penal a los autores de crímenes cometidos por el terrorismo filomarxista.


En el año 2006 el actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia homenajeó en la Universidad  del Litoral al soldado conscripto Roberto Mayol (Montonero infiltrado) que fué clave en el planeamiento y ejecución de la llamada "Operación Primicia" sobre el Regimiento de Infantería de Monte en Formosa (05-10-75) y que costó la vida de 10 de sus compañeros conscriptos, un cabo, y un subteniente. Esta manera de actuar puede hacer dudar de la parcialidad del Señor Juez Lorenzetti sobre lo acontecido durante la mencionada guerra revolucionaria.

Creo que no será fácil para muchos integrantes del Poder Judicial defenderse en un futuro muy próximo de la acusación de  PREVARICATO, para el cuál no estuvo jamás prevista la exculpación por "obediencia debida al superior".

Santiago Floresa