miércoles, 5 de noviembre de 2014

ENTREVISTA A MARTÍN GUEVARA, SOBRINO DEL CHE

María Elvira Salazar (nacida en Miami en 1961) es una periodista y conductora de origen cubano-puertorriqueño, ex conductora de noticieros en CNN y Telemundo y ex talento del canal Mega TV. Actualmente desde Agosto de 2013 conduce su programa “Maria Elvira” en la cadena CNN Latino y GENTV.

El 30 de junio de 2014 entrevistó en Miami a Martín Guevara, sobrino de Ernesto ‘Che’ Guevara, hijo de Juan Martín el hermano menor del famoso guerrillero y asesino de La Cabaña. Martín es argentino, criado en Cuba, actualmente reside en España y  viajó a Miami a presentar su libro “A la sombra de un mito”, decidió escribir esas memorias para quitarse de encima el peso del mito. A la vez, Martín logra documentar en toda su complejidad una época idealizada por muchos cubanos y muchos “idiotas útiles” internacionales, quienes no tenían acceso, cómo él, a una vida que existía sólo para el disfrute de extranjeros y de la élite.

Martín Guevara es la “única oveja blanca” de su familia, la mayoría adora a su tristemente célebre pariente, quién con respecto a su país y América Latina lo único que hizo fue exportar la violencia para imponer una dictadura marxista. Para más datos, recomendamos la lectura de “FUE CUBA” el último libro de Juan B. “Tata” Yofre, quién describe perfectamente cómo se materializó la infiltración cubana en América Latina y especialmente en la República Argentina… esa Patria por la que el ‘Che’ no hizo nada digno de ser recordado.

Les dejamos el vídeo de la entrevista de María Elvira Zalazar a Martín Guevara, estremecedor testimonio de la gran mentira cubana y derriba los “mitos” que los progresistas se empecinan en idolatrar. Nos dice: “En la Unión Soviética la gente se iba por los montes Urales con peligro de morir congelados, que se los comiera un lobo o los mataran a balazos los guardias. En Alemania saltaban el muro con un tremendo peligro de que los mataran y en Cuba, la gente prefiere cruzar esas noventa millas con esos tiburones, en vez de reunirse y luchar porque no creen que tendrá ningún resultado.