miércoles, 26 de noviembre de 2014

OTRO MURO


Juan Pablo II, un papa valiente, fue artífice de la caída del Muro de Berlín. Días pasados se conmemoró el 25° aniversario de esa gesta. Mientras estuvo en pie, el muro costó la vida de 270 vidas que buscaron la libertad. Hoy, en la Argentina, tenemos también un muro de injusticia y venganza que ya se cobró la misma cifra de 270[1] vidas de presos políticos.


Ruego a Dios que el papa Francisco pueda contribuir a derribar este muro, tan injusto como aquél.

María Inés Hansen
DNI 13.550.705


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.


[1] Para ser exactos los fallecidos, estando detenidos como Presos Políticos, ya suman 271 y es una cifra en constante aumento, dadas las pésimas condiciones de detención para sus edades y enfermedades propias de personas ancianas. Son aproximadamente 1.800 personas detenidas en esas condiciones, no podemos dar una cifra exacta ya que varía constantemente. Los “ingresos” corresponden a la continua “caza de brujas” en la que se haya empeñado el poder de turno, y los “egresos” lamentablemente son a causa de los fallecimientos. Prácticamente han sido condenados a la pena de muerte.