martes, 27 de enero de 2015

CRISTINA CONTRAATACA

La presidente Cristina Fernández de Kirchner confirmó el envío de un proyecto de ley para transparentar los servicios de inteligencia del país, que prevé disolver la SI –ex SIDE–. Los servicios “no sirvieron a los intereses del país”, agregó… sirvieron solo a los intereses del poder de turno, el kirchnerismo los usufructo durante 12 años!


La presidente Cristina Fernández de Kirchner lo confirmó ayer a la tarde al hablar, una hora, por cadena nacional, donde explicó que la SI –ex SIDE– será reemplazada por la Agencia Federal de Inteligencia, que contará con un director general y un subdirector, nombrados por el Poder Ejecutivo, pero que deberán contar con acuerdo del Senado. ¿El resto del personal será cubierto por jóvenes provenientes de La Cámpora? ¿Nombrará como director de la AFI a “su asesor” Horacio Vertbisky que tiene experiencia como Jefe de Inteligencia de Montoneros? ¿Le regaló las escuchas judiciales a Gils Carbó? Quién ya espía a sus propios fiscales... Cuantas dudas deja la señora Presidente.


En otra parte de su mensaje, Cristina aseguró que el gobierno que encabeza, desde 2003 con Néstor Kirchner al frente, tuvo "dos pilares e hitos", que fueron “combatir el terrorismo de Estado y el terrorismo internacional”, en relación a los atentados a la embajada de Israel, en 1992, y a la AMIA, en 1994… ¿Qué tiene que ver la guerra revolucionaria de los ’70 con la AMIA? Por ahora los que se sacaron una foto son Roberto Perdía, Luis D’Elía y Fernando Esteche con un líder musulmán defendiendo a Irán, en una clara demostración de amistad entre Montoneros y Quebracho con los acusados del máximo atentado terrorista en la historia nacional.


Al hablar en cadena nacional, la mandataria sostuvo que “el compromiso de nuestros gobiernos ha sido siempre combatir la impunidad”… le faltó decir todas las medidas que impulsa para proteger “su propia impunidad y la de sus cómplices”.
      

Lástima que no tuvo una sola palabrita de condolencias para la familia de Alberto Nisman, mientras la comunidad internacional desconfía de ella. El escenario montado en silla de ruedas y una bota ortopédica, tampoco disimuló sus días de mutis y ausencia absoluta. Cristina no es la víctima de este crimen y tampoco nos da lástima…solo esperamos que en 317 días el poder la abandone y se someta a la justicia.