domingo, 8 de febrero de 2015

EL OLVIDO HISTÓRICO


En referencia al editorial “El olvido histórico: un aliado de la violencia”, del jueves pasado, quisiera expresar: soy hija de una víctima del terrorismo en la Argentina, que fue secuestrada luego del feroz ataque perpetrado a la Unidad Militar de la ciudad de Azul. Mi padre era el coronel Jorge Ibarzábal, a quien, luego de diez meses, sus captores (ERP) asesinaron. En noviembre pasado, autoridades municipales, provinciales y nacionales han hecho colocar un cartel en la entrada de la Guarnición de Ejército Azul (provincia de Buenos Aires), difamando a los soldados que combatieron la subversión. El ataque se produjo durante el gobierno constitucional del general Perón, y provocó uno de los discursos más enérgicos del líder, quien se dirigió a los terroristas como “reducido número de psicópatas a los que hay que ir exterminando uno a uno por el bien de la República”. Me pregunto cuál es la finalidad de colocar ese cartel con semejante ofensa y provocación al frente de una unidad emblemática. ¿Eso es bregar por la memoria, verdad y justicia acerca de lo ocurrido en los 70? ¿O bregar por la amnesia, la mentira y la injusticia?

La sociedad venía transitando hacia la concordia y la paz, hasta que apareció esa suerte de primavera setentista, con su doble moral, garantizando los derechos de unos y negándoselos a otros. En ese ejercicio, ocultan la existencia de las víctimas que provocaron los crímenes del terrorismo subversivo, a fin de asegurar su impunidad. El silencio resulta funcional a la implantación del relato y la visión adulterada de la historia que pretenden imponernos desde los micrófonos oficiales, las aulas y los medios adictos, siendo éste uno de los peores y pesados legados que nos deja el gobierno.

Uturuncos

Han pasado casi 50 años desde el inicio de la guerrilla en nuestro país, y casi 40 de la finalización de las acciones armadas y aún estamos enfrentados por los acontecimientos de aquellos lejanos tiempos. Enfrentamiento que impide la conciliación, la concordia y la paz.

Silvia Ibarzábal
Vicepresidente Asoc. de Familiares y Amigos de Víctimas del Terrorismo en Argentina


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.