martes, 17 de febrero de 2015

EL PAÍS DE LO IMPREVISIBLE, INJUSTIFICABLE E INDIFERENTE


No terminamos de sorprendernos. A un mes del crimen-suicidio o suicidio-crimen más impactante e insólito desde el advenimiento de esta democracia modelo argentino, seguimos conociendo crónicas espeluznantes y patéticas.

Las referencias que proporciona ahora la testigo voluntaria obligada, nos sumerge de improviso en la realidad de lo que somos o hemos llegado a ser por la virtud de quienes nos han gobernado en este lapso penoso de la historia del país.


¡¡¡No puedo creer tanta desidia, superficialidad y hasta  irresponsabilidad y dejadez de todos y todas quienes han estado en ese remedo de previa para ir a un boliche, en la casa de un fiscal de la nación que denunció al poder!!!

Y entre esos todas y todos, han estado un juez, una pobre fiscal? casi jubilada, obligada a vestir una prenda que le queda excesivamente grande, un secretario que aparece en todos lados con alguna misión estratégica misteriosa, funcionarios jerárquicos de fuerzas de seguridad y de la justicia? y diversos personajes más aptos para una comedia de intriga antes que para investigar un suceso
atroz.


En toda esta parodia hay algunas caracterizaciones que debieron haberse hecho presentes y por lo menos fueron expulsadas a patadas en el trasero y entre otras son, el profesionalismo, la seriedad y hasta el hambre y sed de justicia. No puedo menos que recordar la letra de algún tango que describió con acierto nuestras “virtudes”. Realmente me siento avergonzado.

Resulta que la investigación del atentado terrorista más trágico en la historia del país y sus derivaciones, ha dado lugar prácticamente a una reunión social de funcionarios (as) con jolgorio incluido, haciendo bromas hasta con el traslado del cadáver del pobre servidor de las instituciones.


En esas condiciones ¿qué podemos esperar de los resultados de esta aventura? Quizás en un mes más o antes, nos enteraremos sin sorprendernos que el inspirador de este magnicidio, ha sido Caperucita o quizás el lobo.

Pero lo más patético y publicitado en los últimos tres o cuatro días ha sido que la fiscal (pobrecita) y sus secuaces volvieron a la escena del crimen y ¡¡¡¡ encontraron algunos pelos y una huella dactilar en una taza!!!!!


Me pregunto; ¿nos consideran o somos directamente estúpidos? Porque pensando de otra manera y creyendo que se está obrando con buena fe y profesionalismo, no podríamos entender semejante disparate. Un poco antes agreguemos las pisadas en el aire acondicionado y la consulta a la Policía de Salta por la pólvora,

No sería entonces aventurado deducir  que se trata de una broma makabra, salvo que estemos convencidos, como deben hacerlo nuestros vecinos y más allá en el mundo, que los profesionales e  investigadores de esta particular sociedad popular, nacional e inklusiva, se graduaron el La Salada o el Parque Indoamericano.

Pobrecita la fiscal que ya viejita y preparada para dar los hurras y embarcarse en el trasatlántico, se ha encontrado con este panorama realmente insólito e inexplicable. Azotada por presiones y coacciones, teorías interesadas en tal o cual sentido, funcionarios de éstos y de los otros, acciones desde arriba y hasta desde abajo. Es como si fuera una pobre mojarrita tratando de subsistir en un mar lleno de tiburones (as).

¿Qué podemos esperar de sus limitaciones diversas? Solo idas y vueltas, marchas y contramarchas, versiones cambiantes, diagnósticos poco fundados. Pobrecita nuevamente; hay demasiados intereses en juego para que con sus limitaciones llegue alguna vez a un resultado cierto y creíble.

¿Y entonces,  hacia dónde va todo esto? No hay que ser un erudito para suponerlo. A  un olvido con el paso del tiempo y la aparición de diferentes situaciones insólitas que esperan y acechan en nuestro accidentado camino a un futuro poco alentador. ¿Somos tan ingenuos al pensar que durante este gobierno y por supuesto también  en el menemato, se produjeron crímenes y desapariciones por voluntad omnímoda de los mandantes de turno que nunca fueron dilucidados y hasta tampoco conocidos?


Hay algo de todas maneras tranquilizador; el gobierno por indicación de la siempre funcional todo terreno Srta. Gils Carbó, ha ordenado la protección veinticuatro horas por día, siete días a la semana al valiente fiscal Policita. Sólo pido, POR FAVOR, que los personajes seleccionados para ese fin tengan antecedentes profesionales probados y no prontuario. A partir de nuestras lamentables experiencias,  todo es posible en la dimensión desconocida.

Una última reflexión: No cabe duda que la marcha del silencio de mañana ha de convocar a cientos de miles de  ciudadanos a todo lo largo y ancho del país, mientras Kretina con aplaudidores provistos al efecto, estará visible por la kadena inaugurando por cuarta o quinta vez las obras de Atucha II, para muchos un nuevo monumento a la corrupción. Será como decir otra vez; ¡¡¡¡Vamos por todo!!!! ¡¡Qué paradoja en nuestro pobre país!! ¿No es cierto?


Y por fin me pregunto; ¿después del 18 F qué? La respuesta está en cada uno de nosotros, con acciones, no solo con emociones.

Por lo menos, así, lo veo yo.


El Soldado Desconocido





NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original