viernes, 6 de febrero de 2015

EL PRECIO DE LA HIPOCRESÍA

¿Te molesta que el Ejecutivo interfiera en causas judiciales violando el Art. 109 de la Constitución Nacional según el cual “En ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas” (Art. 109 Constitución Nacional)?”


¿Te molestó cuando Néstor Kirchner restableció las fenecidas causas contra los militares que combatieron la subversión? ¿Y cuándo se arrogó (y se sigue arrogando) el conocimiento de causas pendientes impulsando juicios y condenas contra civiles y militares, indemnizando a presuntos testigos memoriosos, impulsando una feroz cacería con todo el poder del estado contra sus “antiguos enemigos”?



¿Te molesta cuando el kirchnerismo viola la Constitución delegando facultades, confiscando propiedades, estableciendo impuestos sin ley, usurpando funciones, desconociendo la independencia de poderes, entorpeciendo la libertad de prensa o usando el estado en su beneficio?

¿Te molestó cuando el kirchnerismo y la inmensa mayoría de la oposición violaron las garantías procesales constitucionales de los militares anulando leyes que los beneficiaban (obediencia debida y punto final), estableciendo una legislación ex post (posterior a los hechos) y ad hoc (a la medida de la sentencia que se pretendía) para juzgarlos y condenarlos en contra del Art. 18 de la misma Constitución que claramente dice que TODA PENA DEBE BASARSE EN LEYES ANTERIORES A LOS HECHOS QUE SON JUZGADOS, NUNCA POSTERIORES?


¿Te molesta que el Ejecutivo digite jueces y fiscales destruyendo toda garantía de imparcialidad?


¿Te molestó cuando Alfonsín estableció juzgados y comisiones para juzgar a las Juntas en contra de la advertencia constitucional según la cual “nadie puede ser juzgado por comisiones especiales, ni sacado de sus jueces naturales”? ¿O cuando el kirchnerismo hizo lo mismo con jueces, fiscales, organismo de Derechos Humanos, para acusar y encarcelar uniformados?

¿Te molesta la violación al ordenamiento jurídico constitucional o sólo te molestan los k?


Las puertas del infierno no las abrieron solo los k. Colaboraron la oposición que votó, el periodismo que apoyó, los intelectuales que callaron, los maestros y profesores que enseñaron que estaba bien lo que estaba mal y la mayoría del pueblo argentino con su ignorancia cómplice y su indiferencia feliz mientras la soja cotizaba a USD 600 dólares y tirábamos la casa por la ventana.

Hay 2.000 militares presos en abierta violación a todos sus derechos constitucionales y procesales. Los que nombramos y muchos otros: non bis ídem; beneficio de la ley penal más benigna; irretroactividad de la ley penal; cosa juzgada; etc.


Casi 300 murieron en cautiverio…

No soy militar, ni abogado de militares, ni pariente de militares. Pero siempre sospeché que “hacer la vista gorda” con el sistema “para darse el gusto” era cambiar la primogenitura por un plato de lentejas y abrir la caja de Pandora de infinidad de males.

Seguramente hay entre los presos alguno cuyas tropelías y crímenes lo hacen merecedor del peor de los castigos. Pero esto debe establecerse de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente. “No hay delito sin ley”.

Y quienes no se arrodillan ante la ley suelen arrodillarse ante tiranos.

Gabriel Vénica


NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.