viernes, 20 de febrero de 2015

LA FACTURA DE LA HISTORIA

In the air tonight: La factura de la historia se titula este discurso pronunciado por Roberto Ampuero[1] el 27 de noviembre, durante la edición 2014 del Encuentro Nacional de la Empresa (ENADE).

De intelecto profundo y honesto, humilde y amigable, Ampuero expone, con la energía que demandan las circunstancias, sus visiones y temores actuales. Lo hace cuando en Chile emergen un clima de crispación, polarización y división que a muchos recuerda el inicio del frustrado gobierno de la Unidad Popular (1970-73).

A sus sesenta años, Ampuero afirma no estar disponible para revivir en un Chile como el que naufragó cuando tenía veinte, cuando fue partícipe activo de un país que se dejó arrastrar a la intransigencia y radicalización política.

Leal a la libertad y la dignidad humanas, Ampuero hace aquí un llamado a la memoria justa y responsable, a adoptar una actitud respetuosa de los valores de la democracia, especialmente entre los políticos y las autoridades. Llama a la sensatez, a abandonar las peligrosas ambiciones refundacionales que desconocen lo logrado y atentan contra los intereses de todos los chilenos, la paz social, el progreso y el prestigio internacional que unidos hemos alcanzado.

Sí, algo se siente en el aire de esta noche, como dice In the air tonight, la legendaria canción de Phil Collins. Es algo que nos está acechando sigilosamente desde la oscuridad. Es la soberbia, la intolerancia, el resentimiento. Es hora de ahuyentarlos para siempre. Que la historia no nos pase la factura.

Un discurso que invita a la reflexión y a aprender de la historia reciente, que desató ovaciones y despertó controversia como pocos otras intervenciones políticas en el Chile de estos últimos años.




[1] Roberto Ampuero Espinoza (Valparaíso, 20 de febrero de 1953) es un escritor chileno, conocido principalmente por sus novelas policiacas protagonizadas por el detective privado Cayetano Brulé.
Ampuero —que hasta fines de 2011, cuando fue nombrado embajador en México, residía en Estados Unidos, donde era profesor en la Universidad de Iowa—, no se limita a la saga de Brulé y escribe también «novelas que abordan la pareja moderna» en las que «la mujer es profesional, moderna, emancipada, con voz y agenda propias, una mujer que desconcierta al hombre que se considera más moderno».
Debido a la renuncia precipitada por motivos electorales de Luciano Cruz-Coke, Ampuero fue nombrado ministro presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile por Sebastián Piñera el 7 de junio de 2013,3 cargo en el que juró dos días después y que dejó en marzo de 2014, cuando asumió el nuevo gobierno de Michelle Bachelet.