lunes, 16 de febrero de 2015

MONUMENTO A MANCHALÁ


Desde Buenos Aires sigo con mucha atención el revuelo que se ha producido en la sociedad salteña, a raíz de la demolición del monumento que homenajeaba a “Los Bravos de Manchalá” y al rodaje sobre la película documental que recuperará esa gesta de la mano de cineasta Sandro Rojas Filártiga.

Me llama la atención que un pueblo que fue la cuna de los “Infernales de Güemes” haya aceptado mansamente esa ofensa al Ejército Argentino, por decisión de ignorantes funcionarios y un general traidor a su fuerza.

Gracias a Dios en Salta aún quedan patriotas de ley y dispuestos a defender la verdad histórica, la verdad nos dará la luz para aclarar nuestros pensamientos y observar cómo el relato oficial se cae a pedazos en medio de mentiras, corrupción e imputación de graves delitos a los más altos funcionarios del Estado.

Viva Salta la linda, cuna de Güemes, de sus Infernales y de los Bravos de Manchalá!

Roberto José Rosales, Buenos Aires



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original